Baja Stanley a Pilar para fortalecer a Ducoté: “En el municipio hay un gran trabajo social”

El Canciller - Comentarios

En un fuerte gesto de respaldo, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, se hizo presente en Pilar para apoyar al intendente del distrito, Nicolás Ducoté, quien afronta un momento complicado al ser agredido salvajemente por sus rivales kirchneristas.

Con el objetivo de fortalecer la imagen del funcionario municipal, Stanley se mostró orgullosa por la gestión en el municipio donde se realiza “un gran trabajo social”. “Apostar a los más chicos es algo que hacemos desde el inicio de la gestión, hemos inaugurado con el Intendente espacios de primera infancia, algo fundamental al momento de pensar en las oportunidades para los más chicos”, señaló.

Stanley: “Apostar a los más chicos es algo que hacemos desde el inicio de la gestión, hemos inaugurado con el Intendente espacios de primera infancia”

Por su parte, Ducoté se mostró “agradecido” por la visita de la ministra porque “nos da una oportunidad enorme de trabajar juntos entre Nación, Provincia y Municipio para que cada vez más personas tengan más oportunidades”.

El encuentro se dio durante la llegada de una kermés deportiva a la que asistieron más de 80 niños de entre 2 y 14 años. El evento fue organizado por la Fundación Todos a Jugar y asistieron ex deportistas como Bernardo Romero, Mariano Zabaleta, Agustín Calleri y José Chatruc.

En el último tiempo, el intendente de Pilar fue atacado sin piedad por el kirchnerista Federico De Achával, quien ahora flamea la bandera de Unidad Ciudadana y quien el año pasado fue la pata del grupo Esmeralda en Pilar.

Federico De Achával- quien oculta su verdadero apellido para no ser vinculado a su familia- es hijo de Federico de Achával, dueño del Hipódromo de Palermo y principal socio de Cristóbal López en los bingos y los casinos, quien a su vez posee cuentas off shore y administra una empresa radicada en Uruguay con fuertes lazos a Lázaro Baez. Además fue intendente interino y hombre de máxima confianza de Humberto Zúccaro, uno de los barones del Conurbano derrotado en el 2015 por Cambiemos.