Baja de impuestos y consumo interno: la reunión entre Lavagna y la UIA

El Canciller - Comentarios

Luego de su encuentro con Alberto Fernández y su equipo técnico, la cúpula de la Unión Industrial Argentina no perdió el tiempo y se reunió con otro candidato a presidente: Roberto Lavagna. La UIA le entregó al ex ministro de Economía el plan productivo “2020-2023” donde incluyen medidas a corto y largo plazo para el próximo Ejecutivo nacional: entre ellas se destacan la baja de impuestos y la reactivación del mercado interno.

El líder de Consenso Federal, indicó, al salir de la reunión que “intercambiamos visiones y propuestas sobre cómo poner en marcha la economía argentina, que lleva ocho años de estancamiento”.

Este lunes al mediodía, Lavagna y su compañero de fórmula, Juan Manuel Urtubey, participaron del almuerzo con los principales dirigentes de la Unión Industrial (listado que incluye a José Urtubey, hermano del candidato a vicepresidente). Al igual que con Alberto, la UIA entregó un documento que recién saldrá a la luz el miércoles. Sin embargo, un dirigente de la UIA aseguró a El Canciller que el proyecto “tiene el objetivo de crear un entorno económico competitivo y previsible”.

Entre las medidas se incluyen bajar las tasas de interés, eliminar las retenciones a los bienes industriales y a los alimentos elaborados y ajustar los reintegros.

“Para la UIA es importante dialogar con los candidatos presidenciales y encontrar en ese diálogo la certeza de que la industria es un actor protagónico de la recuperación económica”, aseguró su presidente, Miguel Acevedo.

La opinión de Lavagna

Al salir de la sede de Avenida de Mayo, Lavagna dio su diagnóstico, al destacar dos medidas en caso de ganar la elección: “Hay que implementar una doble medida: por un lado, ponerle plata en el bolsillo a los argentinos. Al mismo tiempo, bajar los impuestos, particularmente los que tienen que ver con el empleo de personal y los que promuevan la inversión y el aumento de la productividad. Las dos cosas tienen que ir absolutamente juntas”.

Además, agregó que “el peso impositivo, sumando a Nación, Provincia y municipios, ya es insoportable. Tenemos que pensar cómo vamos a empezar a bajar algunos impuestos para ayudar a poner en marcha la economía”.

Los números del sector

De acuerdo con los números de la propia UIA en junio (antes de la devaluación) en julio, la actividad industrial se contrajo -6,1% interanual, acumulando una contracción de -7,6% en el 2019.  Además, cerca del 60% de los rubros industriales presentó caída interanual en sus niveles de actividad.

El sector más afectado fue la industria automotriz, con una caída del 47,8%.

“La coyuntura post-PASO profundizó la incertidumbre y agravó la débil dinámica de la industria manufacturera, a partir de la inestabilidad cambiaria y la suba de tasas de interés. Esto posterga la reactivación de la demanda y complica el acceso al financiamiento productivo por parte de las empresas industriales”, completó el informe.

Lavagna en la UIA. Foto Prensa Lavagna.