Avanza la Legislatura con la creación de UniCABA, en medio del rechazo de gremios y estudiantes

El Canciller - Comentarios

Con los gremios docentes y agrupaciones estudiantiles en contra, la Legislatura de la Ciudad aprobó este jueves la creación de UniCABA. Con la nueva ley, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta reformará el Sistema de Formación Docente de la Ciudad de Buenos Aires y eliminará, de forma gradual, los 29 profesorados que existen actualmente en el distrito.

La Legislatura estuvo vallada desde el miércoles, cuando comenzaron las protestas, que incluyeron un acampe y vigilia a la espera de la discusión en el recinto. Este jueves, mientras los legisladores debatían, se registraron escenas de tensión en las inmediaciones del edificio, cuando manifestantes derrivaron algunas vallas, muy cerca de efectivos de la Policía de la Ciudad.

El bloque oficialista sancionó la ley con su mayoría de 34 legisladores y toda la oposición votó en contra de la creación de UniCABA.

Organizaciones de estudiantes, gremios de maestros, los rectores de los 29 institutos de formación docente y agrupaciones políticas de izquierda encabezaron el rechazo a la nueva universidad. Además, la protesta incluyó este jueves un paro de 24 horas en todos los niveles educativos porteños.

Los sindicatos pidieron que se mantengan los centros de formación y que se incremente el presupuesto en educación. Además, cuestionaron que UniCABA tendrá un delegado rector normalizador elegido por el jefe de Gobierno, en lugar de ser votado por los estudiantes, como ocurre hasta el momento.

La iniciativa de Vamos Juntos crea una universidad para los docentes, única para todo el territorio de la Capital Federal. Tras negociaciones con la oposición, el oficialismo aceptó que se mantuvieran por el momento los 29 centros de formación, aunque el proyecto prevé que en un futuro también sean absorbidos por UniCABA.

En las últimas horas, el oficialismo también aceptó modificaciones propuestas por la Iglesia, a fin de sumar el apoyo de los 20 profesorados privados que están bajo la órbita de la institución. La Iglesia había pedido participar de los criterios de evaluación de los profesorados, algo que se concedió.

El proyecto de ley busca que los porteños que quieran formarse como docentes puedan elegir entre terciarios y la universidad. Para eso habrá una “articulación” entre estas instituciones en los próximos años. Las primeras inscripciones arrancarán en el segundo semestre de 2019 y los primeros estudiantes comenzarán a cursar en 2020.