Aulas vacías en la Ciudad: se quiebra la paritaria y los docentes van al paro el 5 y 6

La medida la decidió Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el gremio predominante en la ciudad. La puja entre el 12 y el 24% no encuentra término medio
El Canciller - Comentarios

Si bien formalmente deberían comenzar el ciclo lectivo el próximo jueves, en la Capital Federal no comenzarán las clases: gremios docentes decidieron por amplia mayoría lanzar un paro de 48 horas que tendrá lugar el próximo 5 y 6 de marzo. Los gremios piden una recomposición salarial en torno al 24%, doce puntos más que el 12% que ofrece la administración del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

No son los únicos reclamos: piden un mayor presupuesto educativo y vacantes para todos los niños y las niñas cuyas familias elijan la escuela pública. No obstante, también se espera que otros sindicatos docentes se fusionen a la medida de fuerza.

Las negociaciones comenzaron tarde. Recién el martes pasado se sentaron en una misma mesa los ministros porteños con los representantes de los gremios docentes. Ambas partes se mostraron intransigentes: los funcionarios porteños no se movieron del 12% que ofrecieron desde el minuto cero y no encontraron eco en la oferta. La primer reunión marcó lo que finalmente ocurriría, ya que la oferta fue de un 12% en tres tramos y sin cláusula gatillo, más un bonus de $4000 en caso de aprobar diversos cursos de capacitación. Desde los gremios lo rechazaron de plano y pidieron el doble, es decir un 24%.

La primera medida de fuerza será simbólica: gremios docentes realizarán este jueves a partir de las 8:30 (horario del inicio de clases) un abrazo simbólico a las Escuelas del Polo Retiro, y luego marcharán hacia la Legislatura porteña.

Anoche el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro sostuvo ante Joaquín Morales Solá en TN que “Tenemos que tener docentes que ganen más en la medida en que el Estado pueda hacerlo” y además que “Si en vez de ausentismo hay mayor presentismo, eso redunda en la calidad educativa. Parece que discutimos las cuestiones de adultos solamente. Los esfuerzos tienen que tener como eje central a los chicos”, finalizó.