Atentado en Nueva York: los cinco argentinos, las condolencias de Macri y la ira de Trump

Investigan qué llevó al uzbeko Sayfullo Habibullaevic Saipov, a arrollar a las víctimas. El gobernador de Nueva York afirmó que "estaba asociado al Estado Islámico" y se radicalizó en suelo estadounidense
El Canciller - Comentarios

Un atentado terrorista ocurrido este martes en Nueva York en nombre del Estado Islámico (EI), dejó como saldo ocho muertos de los cuales hay cinco argentinos, según confirmó la Cancillería argentina. Diego Enrique Angelini, Alejandro Demián Pagnucco, Ariel Erlij, Diego Enrique Angelini y Hernán Ferrucci, cinco rosarinos y ex compañeros que egresaron del secundario en 1987, son los argentinos fallecidos. Por otro lado, Martín Ludovico Marro, otro argentino que formaba parte del grupo, se encuentra recuperándose en el Presbiterian Hospital de Manhattan y está fuera de peligro según el último parte médico.

Los argentinos eran egresados del año 1987 del El Instituto Politécnico Superior General San Martín de Rosario. El motivo del viaje a Nueva York era el festejo de los 30 años de la promoción.  Erlij, uno de los fallecidos y un empresario reconocido en Rosario, les había pagado el viaje a dos de sus ex compañeros, que por razones personales y económicas no podían solventar los costos de la travesía.

Esta mañana, el presidente Mauricio Macri se solidarizó con familias de las víctimas: “(estoy) profundamente conmovido por las trágicas muertes de esta tarde en NY. Nos ponemos a disposición de los familiares de las víctimas argentinas” y agregó que “Volvemos a hacer un llamado de paz”.

“Estamos profundamente conmocionados con lo que pasó y todavía no tenemos decidido todo lo que vamos a realizar dentro del colegio durante la semana”, sostuvo Alicia Oliva, la vicedirectora del colegio de donde egresaron las víctimas, ante los medios en un homenaje realizado esta mañana.

La tragedia se desató cuando un hombre que manejaba una camioneta alquilada arrolló a peatones y ciclistas y mató a ocho personas. Las autoridades estadounidenses, a los pocos minutos de conocerse el hecho, calificaron el suceso como un acto de terrorismo. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ordenó anoche “endurecer” los vetos a ciudadanos extranjeros después de conocerse que el autor del atentado pertenece a Uzbekistán.