Ataca La Nación al juez Gallardo por la prohibición de Rappi, Glovo y Pedidos Ya

El Canciller - Comentarios

Luego de que la Justicia porteña le ordenara al Gobierno de la Ciudad que prohíba de forma inmediata el desarrollo de las aplicaciones Rappi, Glovo y Pedidos Ya por carecer de los requisitos legales estipulados por la normativa de tránsito vigente, el diario La Nación criticó fuertemente la resolución del juez Roberto Gallardo y salió en defensa de las plataformas de servicio.

La decisión del magistrado se fundó tras constatar que los repartidores de las empresas no están acreditados judicialmente en el Registro Único de Transporte en Motovehículos y/o Ciclorrodados, lo cual garantiza, entre otras cuestiones, que todos los trabajadores circulen con casco, posean seguro de vida y accidentes y cuenten con una señalización mínima -luminosa y refractaria-.

En este sentido, culpabilizó a la administración porteña por la falta de control de la situación y la obligó a compensar económicamente a los más de 5000 empleados registrados para reducir el impacto de la medida en los repartidores hasta que se normalice su situación -motivo por el que la Secretaría de Transporte porteña recusó al funcionario judicial, alegando abuso de autoridad, parcialidad y prejuzgamiento-.

El matutino no ahorró en críticas para Gallardo: lo tildó de prejuicioso por cargar contra el colectivo de repartidores en su totalidad y de atribuirse facultades que le corresponden a un legislador, al dictaminar que todos los contribuyentes porteños se conviertan en garantes de los ingresos de las personas a las que el mismo juez les está impidiendo trabajar, y que a raíz de la medida, profundizarán su situación de “integrantes de un grupo vulnerable”.

De manera taxativa, lo acusa de quebrantar la esencial división de poderes en el Estado, a raíz de sus intromisiones políticas. Esta no es la primera vez que el Gobierno tiene problemas con el juez. En febrero de este año, Gallardo había ordenado que en todas las estaciones de subte donde no funcionaran las escaleras mecánicas o los ascensores, los usuarios podrían viajar gratis. Semanas atrás, logró apartarlo de esa causa; la disputa político-judicial tendrá un nuevo capítulo.