Asados con Troglio, carnet para Néstor Ivan y aprietes al plantel: Ofelia Wilhelm y su amor por Gimnasia

El Canciller - Comentarios

Madre de la expresidenta Cristina Fernández, suegra del expresidente Néstor Kirchner y líder del gremio de los inmobiliarios por más de dos décadas, Ofelia Esther Wilhelm era popularmente conocida en La Plata, también, por ser una fanática “influyente” de Gimnasia y Esgrima de aquella localidad.

Por ello, no fue sorpresivo que tras su fallecimiento a los 89 años, además de varios dirigentes políticos, también expresaran su pesar referentes del Lobo platense.

Para Ofelia, ir a ver a “su” Gimnasia de La Plata era, como para muchos hinchas, un ritual. En un acto casi religioso, se producía a tono con el evento utilizando una camiseta firmada por referentes históricos del club, un conjunto de jogging azul oscuro con detalles blancos y aros que hacían juego.

Pocas veces faltaba al Juan Carmelo Zerillo. A excepción de los últimos meses que estuvo internada en el Hospital Italiano, la madre de la expresidenta solo se ausentó en contadas ocasiones y todas ellas por cuestiones de salud.

Asados con Troglio y el plantel

En la antesala de la definición del Torneo Final 2014, que tenía a Gimnasia peleando por el título pero, finalmente, conquistaría el River de Ramón Díaz, el por entonces entrenador del equipo Pedro Troglio hizo referencia a la influencia de Ofelia en club.

“La madre de Cristina me llama después de cada partido para felicitar o preguntarme qué pasó”, reveló Troglio antes de explicar que también iba todos los jueves a Estancia Chica “a comer asados con nosotros en la previa de cada partido”.

Aprietes a los delanteros

En uno de aquellos clásicos asados con el cuerpo técnico y los jugadores del Lobo, Ofelia Esther, que solía aconsejarlos para mejorar, apoyarlos en los momentos duros y criticarlos por los errores, aprovechó para “apretar” al plantel.

La primera víctima de sus reproches fue el mismísimo Troglio a quien, furiosa, le cuestionó: “¿Vos les hacés practicar penales a los jugadores?”. El enojo estaba fundado. Gimnasia venía de errar tres ejecuciones al hilo.

Sin una respuesta satisfactoria a su pregunta de “¿por qué pateamos tan mal los penales?”, Doña Wilhelm increpó directamente a los delanteros, responsables de los tiros desde los 12 pasos, y les pidió explicaciones por sus fallos.

La pulseada con Máximo y el carnet para Néstor Iván

El fanatismo de Ofelia también tuvo un capítulo familiar, cuando nació su bisnieto Néstor Iván, el primer hijo de Máximo Kirchner y la odontóloga Rocío García.

Es que desde el primer minuto tuvo bien claro que no iba a perder la pulseada con su nieto Máximo, quien es hincha de Racing por influencia de su yerno presidencial y quería que su primogénito también heredara ese sentimiento.

Sin embargo, la tenacidad de la madre de la expresidenta triunfó y, según consignó Revista Noticias, Néstor Iván Kirchner es socio de Gimnasia y Esgrima de La Plata.