Argentina y Alemania, desplazadas de la elite mundial

El Canciller - Comentarios

Se publicó el nuevo ránking de la FIFA con dos descensos resonantes de los diez primeros seleccionados, que se suponen los de mayor rendimiento. Dos históricos entre los cinco primeros, Argentina y Alemania, han quedado en los puestos 11 y 15 por sus performances en la Copa Mundial Rusia 2018.

La selección que sumó los puntos de la era Sampaoli para el coeficiente del ránking, descendió seis puestos, abandonando el top five tras seis años y el top ten luego de dos décadas. Con Gerardo Martino como entrenador Argentina llegó al tope de la tabla en 2016, por las grandes actuaciones en las Copas América de Chile y la Centenario en Estados Unidos. Desde entonces todo fue cuesta abajo incluyendo una eliminatoria ajustada y la salida temprana del mundial de Rusia.

La caída alemana fue más estrepitosa. Los teutones venían firmes en el primer lugar a partir de que ganaron la Copa de las Confederaciones, competencia que se destaca desde sus inicios por hacer fracasar en el Mundial al ganador de la edición inmediata a éste. Las mufas no existen, pero que las hay, las hay y Alemania tropezó hasta el puesto número 15 del ránking.

El liderazgo de la tabla pertenece a los campeones de Rusia, Francia, casi como algo lógico. Mientras los galos ascendieron 6 escalones para refrendar que son los mejores del mundo, los belgas lograron sacar del segundo puesto a Brasil, que ahora en el tercer lugar es acosado por Croacia. El subcampeón escaló 16 posiciones para igualar su máximo histórico, como hace 20 años cuando consiguió el bronce en Francia 1998 y se colocó en la cuarta ubicación.

Cerrando el top 5 está Uruguay, que se mete entre los mejores ascendiendo desde el puesto 14.  Inglaterra, Portugal, Suiza, España y Dinamarca completan los 10 primeros del ranking  en su edición post mundial.

El coeficiente para confeccionarlo se saca de una ecuación donde se consideran el 100% de los puntos del año en curso; el 50 % de los puntos del año anterior; el 30 % de los sumados del antepenúltimo y el 20 % de los puntos del cuarto año. Los puntajes se determinan de una formula donde se multiplican los puntos por el resultado, la importancia del encuentro, la fuerza de los rivales y la fuerza de la Confederación.