Argentina, el país con más muertes diarias por millón de habitantes: cuáles son los motivos y qué estrategias aplicaron otros países

América Latina es la región con más muertes en el mundo, mientras que en todo el continente americano más de 611.000 murieron por el coronavirus.
El Canciller - Comentarios

A nivel mundial hay más de 1.118.000 fallecidos por coronavirus. Tristemente Argentina lidera el ranking de países con más muertes por millón de habitantes desde hace más de un mes. Alcanzó los 26.716 muertos después de siete meses de cuarentena y un índice de 590 fallecidos por millón de habitantes.

El país lleva una curva de infectados en ascenso, mientras que los decesos bajan luego de la actualización de datos en la provincia de Buenos Aires. La cuarentena estricta, al comienzo de la pandemia, frenó las muertes, pero con la flexibilización aumentó el número de decesos.

Según los Centros de Control Epidemiológico Europeos, registró 7,98 fallecidos diarios por millón de habitantes en la última semana. Detrás de Argentina se ubica República Checa (4,76), Israel (4,10), Colombia (3,21), España (2,5), México (2,43), Brasil (2,40) y cierra el ranking Bolivia (2,17). Los números surgen del sitio Our World in Data que recoge las estadísticas en tiempo real.

De esos ocho países, cinco son del continente americano. El foco del COVID-19 está puesto en América donde los fallecidos ya superan los 611.000. A diferencia de Europa, que superó los 249.000 muertos y atraviesa una segunda ola de casos. Sin embargo, América Latina es la región con más muertes en el mundo.

La Universidad John Hopkins concluyó en un estudio que Latinoamérica tuvo tiempo para prepararse, pero no logró frenar la propagación del COVID-19, sino al contrario, debido a sus condiciones económicas, habitacionales y salubres. 

La alta informalidad laboral, densidad poblacional y hacinamiento, poca infraestructura hospitalaria e incapacidad para hacer gran cantidad de testeos, condujeron a América Latina a sufrir contagios y decesos.

El coronavirus satura las morgues y funerarias de Tamaulipas, México

Las muertes por coronavirus se vinculan a la cantidad de contagios y a la edad de los pacientes. Desde los 60 años aumenta la cantidad de fallecidos sobre infectados confirmados. Aunque difiere según el sexo: asciende al 10,6% para las mujeres y al 16,3% para los varones mayores de 70. Mientras que sube al 16,8% para las mujeres y al 26,3% para los hombres mayores de 80, y al 20,2% en las mujeres y al 31,2% en los varones mayores de 90, según datos locales.

Si se analiza la cantidad de muertos a nivel global, Argentina está en el 12° puesto. Adelante se ubica Colombia, Irán, Francia, Perú, España, Italia, Reino Unido, México, India, Brasil y Estados Unidos (este último lidera el ranking con más de 220.000 decesos).

Te recomendamos leer

Estrategias para frenar el COVID-19

América

Los países con más fallecidos por millón de habitantes tuvieron distintas estrategias para controlar la expansión del coronavirus. Argentina pasó la mayor parte del año en aislamiento, y recién en septiembre y octubre se reactivaron más actividades con la reapertura de restaurantes y la vuelta a las escuelas, de forma gradual.

El país vecino, Brasil, gobernado por el anticuarentena Jair Bolsonaro es uno de los cinco más con más contagios, además de formar parte del ranking de países con más muertes a nivel global y por millón de habitantes. El mes pasado, el aumento de los casos fue casi cinco veces más rápido que el registrado hasta junio. La estrategia brasilera para frenar el COVID-19 es negacionista, por eso el presidente evita el barbijo, se une a las grandes multitudes y contrajo la enfermedad.

Los enfermos de coronavirus de Bolivia intentan cruzar la frontera para ingresar al norte argentino. Esa noticia se repite una y otra vez, dado que la situación hospitalaria en el país que sufrió el gobierno de facto durante la pandemia es mala. El COVID-19 llegó a Bolivia el 10 de marzo con los dos primeros casos y los números fueron en ascenso. Reina la informalidad de la economía (más del 70%) y ante el virus, la mayor parte de la población perdió su fuente de trabajo. También la situación de hacinamiento vuelve imposible cumplir con el aislamiento dentro de los hogares.

Otro país de Latinoamérica que tiene una elevada tasa de mortalidad es Colombia. En la actualidad vive un “aislamiento selectivo”, es decir que hubo reapertura de aeropuertos, restaurantes, iglesias y gimnasios desde el mes pasado. Este aislamiento se extendió todo octubre, el cual permitió el regreso de la mayoría de las actividades.

También México atraviesa un momento complejo por la cantidad de fallecidos por habitantes y la expansión del virus. Esta semana, ingresó a la fase 3, lo que confirma que la propagación es local. Esto no implica un toque de queda o una cuarentena obligatoria, pese a que ya existen municipios que dispusieron esas medidas como Nacozari de García, Sonora, o estados de la talla de Michoacán o Jalisco.

Israel y Europa

El resto de los países que integran el ranking de más muertes por millón de habitantes son República Checa, Israel  y España. La segunda ola de casos azota a Europa y esto condujo a que vuelvan a cuarentenas estrictas, con cierre de locales gastronómicos y vuelta a las clases online.

En la República Checa, el ministro del Interior informó que el Ejército establecerá un hospital de campaña para pacientes con coronavirus en un centro de exposiciones de Praga. Esta es la primera instalación de ese tipo desde el comienzo de la pandemia, después de que las autoridades de salud reportaran un récord de contagios.

Asimismo, España vive un cierre perimetral de 57 poblaciones en confinamiento ante el nuevo repunte de casos de coronavirus. El cierre perimetral significa que los habitantes de los municipios solo entran y salen por motivos laborales o causas de fuerza mayor.

El medio El País informó esta mañana que el gobierno español estudia volver al estado de alarma en todo el país para aplicar un toque de queda general.

Finalmente Israel comenzó a relajar las restricciones por el COVID-19 tras las protestas contra el gobierno. Entre las restricciones que estaban vigentes prohibían desplazarse a más de un kilómetro del domicilio y limitaban a un máximo de 20 personas en manifestaciones. Las protestas son habituales desde mayo cuando empezó el juicio por corrupción del primer ministro.