Arenga y polarización: la multitudinaria marcha de Macri en el Obelisco

Con críticas al kirchnerismo y el mismo libreto que en su gira por el país, Macri tuvo el acto más multitudinario desde que asumió como presidente.
El Canciller - Comentarios

A una semana de las elecciones presidenciales, Mauricio Macri congregó a una multitud en el Obelisco porteño y profundizó la polarización con el kirchnerismo en aras de alcanzar el balotaje. Acompañado por Miguel Ángel Pichetto y Juliana Awada en el escenario, el Presidente hizo el último acto de campaña en su bastión electoral.

“No caigamos en espejismos, en las mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron. No aceptamos que quienes destruyeron el país nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben”, lanzó. En este sentido, agregó: “No nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro, ya lo vivimos muchas veces”.

El discurso respetó la línea de las marchas del #SíSePuede organizadas a lo largo del país. El pedido de mayor concuerrencia a las urnas, la fiscalización y el convencimiento a los escépticos marcaron la alocución, así como las arengas al público y la promesa de que en un eventual segundo mandato crecerá el trabajo y el salario.

El primer mandatario también guardó un reconocimiento para los manifestantes, quienes despuntaron el nuevo modo de campaña con la marcha organizada en Plaza de Mayo, dos meses atrás. “Ustedes crearon la marcha, ese 24 de agosto cuando salieron a la calle a decirme que no estaba solo. Es impresionante verlos. Estamos hechos de amor y de fuerza”, agradeció.

Macri destacó “haber mejorado la educación, la integración al mundo, las instituciones y el diálogo”, y cada vez que pudo retomó las críticas al Frente de Todos. “Podemos tener políticas sociales sin clientelismo, llevando al estado adonde no llegaba y dando libertades a la gente que la necesita. Nunca hicimos políticas dándole todo a los amigos y nada a los adversarios”, sostuvo.

En un pasaje del acto, fue interrumpido por el grito conjunto de los manifestantes, quienes pidieron por la reelección de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. “Ustedes saben lo que vale”, alcanzó a decir el primer mandatario. La gobernadora no estuvo en el escenario y observó la marcha desde un sector lindero al sitio principal.

Pese a que las encuestas consignen que Alberto Fernández ampliaría la diferencia obtenida en las PASO, el presidente se envalentonó con su acto más multitudinario desde que llegó a la Casa Rosada. Según indicaron desde el equipo de campaña del oficialismo, habrían asistido 600.000 personas al centro porteño. La Nación, por su parte, estimó 320.000 presentes.

La última semana de campaña

Macri cerrará la gira del #SíSePuede en Córdoba, el próximo jueves, en la misma plaza en donde Raúl Alfonsín terminó la campaña de 1983, según indicaron fuentes del Gobierno a El Canciller. Antes, tendrá tres escalas más: Jujuy, el lunes; Rosario, el martes; y Mar del Plata, el miércoles.