ARA San Juan: concluye la Armada el rescate de los 44 tripulantes y ahora busca solo el submarino

El Canciller - Comentarios

Las chances de encontrar al Submarino ARA San Juan y rescatar a sus tripulantes fueron mermando con el correr de los días. La confirmación de una falla en la sala de baterías y la explosión tres horas después de la última comunicación con tierra despojaban de esperanzas hasta al más optimista.

En el último parte oficial, 15 días después de su desaparición, el vocero y capitán de la Armada Argentina, Enrique Balbi, informó lo que nadie quería oír, pero todos sospechaban: no hay sobrevivientes.

Contrario a los informes que lo predecedieron, Balbi fue rutilante a la hora de asegurar que “no habrá salvamento de personas”, en tanto anunció la finalización del caso SAR (Búsqueda y Rescate, por sus siglas en inglés: Search and Rescue) para derivar en la sola búsqueda de la embarcación.

“Se ha extendido a más del doble la cantidad de días que determinan las posibilidades de rescate de la dotación. No se encontró evidencia alguna de naufragio en las áreas exploradas ni se obtuvo contacto con el submarino ni con sus balsas”, explicó.

En simultáneo, en la Base Naval de Mar del Plata, los familiares de los 44 submarinistas vivían una verdadera pesadilla al recibir el parte que descartaba el salvamento de la tripulación, pese a que el Gobierno no los declarará fallecidos hasta tanto no encuentre pruebas fehacientes que corroboren lo peor.

Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, teniente de Corbeta del San Juan reconoció en diálogo con C5N que “estoy destruido porque hace una semana me prometieron que los iban a seguir buscando hasta que los encuentren. Me prometieron algo y a los seis días se desdijeron”.

Es muy cruel lo que están haciendo. La última migaja de esperanza que me quedaba me la acaban de tirar a la basura”, agregó quien también le solicitó a la jueza federal Marta Yáñez presentarse como querellante en la causa que investiga la tragedia.

Horas más tardes, la diputada Elisa Carrió se refirió a los tripulantes como víctimas al ofrecerle su sentido pésame a los familiares y recordar que, días atrás, había anticipado este desenlace “irreversible”.