ARA San Juan: aprueba la Justicia un interrogatorio para Macri y abre un nuevo frente en la campaña

El Canciller - Comentarios

En momentos en que la imagen positiva de su gestión alcanzó su peor momento desde que asumió a finales de 2015 y con encuestas que lo postulan perdedor en un ballotage ante cualquier candidato de la oposición, Mauricio Macri deberá responder un interrogatorio por el naufragrio del submarino ARA San Juan, que el 17 de noviembre pasado -y después de un año de búsqueda- fue hallado a 907 metros de profundidad, a casi 500 kilómetros del Golfo San Jorge, en Comodoro Rivadavia.

La resolución fue dictada por la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez -que lleva el expediente desde el inicio de la investigación-, a raíz de un pedido del abogado Luis Tagliapietra, quien a su vez es el padre de uno de los 44 tripulantes fallecidos en el siniestro.

“En la Justicia pasa poco y nada para no decir nada. Todavía no hay un equipo de peritos conformado ni nada que se le parezca. Esto se hace lento y largo y sin ningún tipo de justificación”, sostuvo el letrado, que además hizo una solicitud para que Oscar Aguad amplíe su declaración testimonial. El objetivo es comprender cuál era el conocimiento del presidente respecto al estado del navío. “Si no responde, la jueza lo intimará. Si, entonces, tampoco responde, se lo podría declarar en rebeldía”, explicó.

Si bien se descuenta que el primer mandatario contestará las cinco preguntas formuladas -lo hará bajo juramento y por escrito, en condición de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas-, el petitorio constituye un nuevo escollo para Macri, en una pendiente ya de por sí empinada de cara al objetivo de la reelección.

Por otra parte, el interrogatorio abre un nuevo capítulo en la disputa entre el Gobierno nacional y los familiares de las víctimas. Cinco meses atrás, en medio de la conmoción por el hallazgo, las familias de los tripulantes reclamaron que los restos de la embarcación podían ser recuperados, acorde a un informe que realizó la empresa norteamericana Ocean Infinity, que se encargó de encontrar el submarino.

“Hoy leí que podría costar 4 mil millones de dólares sacarlo. ¿4 mil millones de dólares en una Argentina con un 30% de pobreza? Me parece que sería un disparate”, sentenció por ese entonces el ministro de Defensa.

Mientras aguarda por el efecto de la batería de paliativos destinada a reavivar el consumo y se aferra a los dólares que pueda entregar la cosecha récord del sector agropecuario, Macri tendrá un nuevo -e inesperado- frente que abordar antes del inicio de la campaña.