Aquí no ha pasado nada: indulta Boca a los colombianos y vuelven a entrenarse con el plantel

Fabra, Cardona y Barrios volverán el sábado a ser titulares frente a Colón mientras en la dirigencia de Boca se olvidan de la denuncia que pesa sobre ellos. Las versiones de los abogados
El Canciller - Comentarios

“Aquí no ha pasado nada” es el leimotiv que predomina en Boca. Los colombianos Frank Fabra, Edwin Cardona y Wilmar Barrios fueron indultados por la dirigencia del club y volverán a entrenarse con el resto del plantel. Es más, se comenta que el sábado retornarán a la titularidad en el partido contra Colón. Los jugadores están acusados de “abuso sexual, amenazas y lesiones leves”.

Si bien todavía no está zanjada la cuestión judicial, en Boca parecen restarle importancia al tema: según el diario Olé, el técnico Guillermo Barros Schelotto le dijo a la dirigencia que “el tema ante la Justicia está solucionado”. El abogado de los jugadores, Miguel Ángel Pierri, aseguró en declaraciones radiales que la carátula ya había sido cambiada a “lesiones leves”. No se quedó allí. Ante la sospecha de un arreglo extrajudicial, el letrado se defendió. “Para nosotros esto no termina aquí. Vamos a ir a fondo para establecer quien generó esto. Hay gente que quiere implantar sospechas sobre la defensa. Nunca nos contactamos con la contraparte“.

No obstante, el abogado de las denunciantes, Juan Cerolini, inisitió con lo opuesto: además de señalar que todavía restan pericias y testimonios, la causa sigue caratulada igual y “siguen imputados”.  Boca es un poder en sí mismp. Sino sería imposible que una semana después los colombianos vuelvan a las canchas: solo estuvieron cuatro días fuera del esquema del club y se perdieron solamente dos partidos. Ayer gozaron del día libre que tuvo todo el plantel y el sábado lo más probable es que vuelvan a jugar.

El 16 de enero estalló el escándalo. Según el expediente judicial, dos mujeres identificadas como Cintia Susana Jiménez, de nacionalidad argentina, y Amanda Catherine Alayo, de nacionalidad peruana, denunciaron a Fabra, Cardona y Barrios por los delitos de “abuso sexual, amenazas y lesiones leves” mientras protagonizaban una “fiesta” en un lujoso departamento de Puerto Madero.