Apura la Justicia la causa contra Balcedo y sacude a su círculo íntimo

El Canciller - Comentarios

Marcelo Balcedo pasó de su vida placentera en su chacra de Playa Verde, en Uruguay, a una celda en la cárcel de Montevideo. Esta semana va a ser clave en la causa que más lo involucra ya que llegaría a Uruguay el detallado pedido de extradición que prepara el juez federal Ernesto Kreplak.

A este panorama, se le suman las complicaciones que está enfrentando su círculo más cercano. A su madre le confirmaron un llamado a indagatoria que tenía pendiente desde el año pasado por evasión de impuestos y esperan ahora armar el rompecabezas que termine de vincularla con los negocios de su hijo en la causa por asociación ilícita. Por esta razón, el juez le dictó una inhibición de sus bienes, lo que impediría que intente vender o traspasar alguno.

Mauricio Yebra es otra de las patas a tener en cuenta en la causa. Ya procesado por asociación ilícita, el presunto testaferro de Balcedo está detenido acusado de retirar plata que pertenecía al Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación. Uno de los principales cuestionamientos que le hizo el juez fue sobre su estilo de vida y cómo no coincidan con sus ingresos los autos, motos y hasta la casa rodante que tenía Yebra.

¿Cuándo llegará Balcedo a Argentina?

Si bien el juez continuó con los allanamientos y la recolección de datos y documentación, ya recibió el guiño de la fiscal que interviene en la causa y de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos para que se envíe el pedido de extradición del sindicalista y su esposa. Una vez que Uruguay lo reciba, vía cancillería, se activa el tratado que ambos países firmaron y que establece en qué situaciones corresponde una extradición y los pasos que deben seguirse.

La recolección de datos que hizo el juez es vital en este pedido. Mientras más completa esté la solicitud, menos tiempo tardará la justicia uruguaya en procesar el pedido. No obstante, las autoridades siempre pueden requerir más información si consideran que hay algo que falta, la que debe ser entregada en un máximo de 20 días.

La decisión también será comunicada por vía diplomática. Ahí también estará el detalle de cómo se hará el traslado de Balcedo y los bienes que tenía al momento de la detención. Un punto importante es que todavía se desconoce qué pasará con los siete
millones de dólares que le encontraron en las cajas de seguridad.

El juez Kreplak podría reclamar el dinero si comprueba que se trató de plata que se obtuvo por un delito cometido en Argentina. En Uruguay, ya hay un fiscal investigando si Balcedo lavó dinero a través de la compra de dos terrenos millonarios. También, están en juego los autos que se le secuestraron cuando se lo detuvo, lo que promete ser una batalla judicial para saber cuál de los dos Estados se va a quedar con los bienes.

Por otra parte, aún se trata de determinar cómo llegaron los siete millones de dólares a Uruguay. Ni Balcedo ni su mujer declararon una cantidad considerable. La hipótesis apunta a un avión privado que alquilaba el sindicalista. La otra incógnita es su vinculación con bandas dedicadas al narcotráfico (especialmente con “Los Monos”), lo que explicaría la cantidad de dinero que manejaba Balcedo.