Apuntan a expolicías por la ola de robos con armas largas en bares y restaurantes de Lanús

Tres asaltos a comercios durante el fin de semana con el mismo modus operandi encendieron las alarmas del municipio. Investigadores señalan a exintegrantes de las Fuerzas de Seguridad.
El Canciller - Comentarios

La reapertura parcial de actividades que acompaña a la baja progresiva de contagios en el AMBA registró también un regreso de la actividad delictiva.

El municipio de Lanús sufrió este fin de semana una ola de robos que, desde el gobierno local, señalan que no son “hechos aislados”.

Los tres asaltos repitieron una modalidad “indética”: hombres fuertemente armados y con movimientos profesionales que ingresaron a los locales con una actitud violenta para atemorizar a los presentes.

“Vamos a redoblar los servicios de seguridad municipales aumentando el patrullaje y la presencia de agentes de seguridad ciudadana en la zona, alertamos al Ministerio de Seguridad provincial sobre esta situación y es evidente que por el nivel de despliegue y la violencia en cada delito, pareciera ser que están intentando generar conmoción social más allá del delito en sí mismo”, expresó el Jefe de Gabinete y responsable del área de Seguridad local, Diego Kravetz.

Para llevar a calma a los negocios, las autoridades municipales mantendrán un encuentro con los comerciantes de la zona.

Desde el municipio señalaron que “es la primera vez en 5 años de gobierno que sufrimos una ola de robos a comercios gastronómicos de estas características y en un mismo fin de semana”. Al mismo tiempo, destacaron que Lanús es “el único municipio de todo el conurbano sur que durante el 2019 tuvo más de 300 robos menos que en el 2018 o haber logrado 400 días sin homicidios en ocasión de robo.”

En paralelo, fuentes cercanas a la investigación apuntan a expolicías como los responsables de los robos. Incluso, uno habría sido identificado con un uniforme de la Bonaerense en un hecho ocurrido horas antes en Wilde.

La principal hipótesis que se baraja, en caso de confirmar la pertenencia de los delincuentes, es el intento por vender servicios de seguridad privada.