Apunta Durán Barba contra las encuestas para desactivar un Plan V de unidad con el PJ dialoguista

El Canciller - Comentarios

Las últimas encuestas que llegaron a la Casa Rosada arrojan que Cristina Kirchner, la principal candidata de la oposición, aventaja por algunos puntos -mayores al margen de error estadístico- al presidente Mauricio Macri. La recesión económica, la inflación agresiva y el clima de desconfianza que rodea al primer mandatario encendieron alarmas en el Círculo Rojo, que en el presente le pide a Macri que se baje para ser reemplazado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en una alianza con otros dirigentes como Martín Lousteau, Roberto Lavagna e incluso Sergio Massa. El gurú electoral de Cambiemos, Jaime Durán Barba, remarca que las encuestas mienten y que la unidad superadora que proponen en torno a Vidal le asegura el triunfo electoral a la senadora Kirchner.

El consultor político de Cambiemos se ampara en una serie de datos históricos. Sostiene que casos como el de Donald Trump en Estados Unidos, Bolsonaro en Brasil, Fujimori en Perú (en 1990, cuando enfrentó a Mario Vargas Llosa) son algunos ejemplos de la premisa que arroja este domingo Durán Barba para sostener la candidatura de Mauricio Macri: “Un frente de unidad de sus adversarios aseguraría un triunfo contundente de Cristina Fernández”.

No es la primera vez que Durán Barba señala que los acuerdos electorales amplios pueden ser perjudiciales. En 2015, cuando Mauricio Macri peleaba la presidencia contra Daniel Scioli, que había sacado más de 40 puntos en las PASO, el massismo buscó cerrar un acuerdo con el líder del PRO para que Macri sea candidato a presidente y Sergio Massa a gobernador. El consultor ecuatoriano le dijo a Macri que si aceptaba el triunfo de Scioli estaba garantizado en primera vuelta. Macri no acordó con Massa y decidió ir por separado, con Vidal de candidata a la gobernación. El resto de la historia es conocido.

Durán Barba asegura este domingo que no hay que dejarse llevar por las encuestas; Dice que la mayoría se hacen telefónicamente porque hacerlas de forma presencial es caro y nadie le abre la puerta a encuestadores en las grandes ciudades y que las telefónicas sólo son respondidas por el 20% de los consultados, el otro 80% cuelga el teléfono directamente. Además, deben ser realizadas por consultores políticos especializados, porque inferir conclusiones de los datos no es sencillo.

La argumentación de Durán Barba apunta en su totalidad a mantener de pie la candidatura de Mauricio Macri. Un sector importante del empresariado -sobre todos los industriales- ya le soltó la mano al primer mandatario y aboga por la candidatura de María Eugenia Vidal, aunque no queda claro quién reemplazaría a la gobernadora en la Provincia de Buenos Aires.