Aprender: matemática, la asignatura pendiente de la educación argentina en los últimos diez años

El Canciller - Comentarios

Los chicos en edad escolar están aprendiendo más lengua, pero siguen fallando en matemáticas. Según los resultados de las pruebas Aprender 2017, los alumnos argentinos mejoraron los niveles generales linguísticos pero no hubo grandes modificaciones, en comparación al año pasado, en los de las matemáticas.

Desde 2016, el Gobierno decidió instalar la evaluación Aprender para monitorear el nivel de los alumnos primarios y secundarios de las escuelas públicas y privadas, y poder generar políticas públicas que mejoren los niveles reales.

Así fue cómo 309.000 estudiantes de quinto y sexto año de secundaria de 10.000 colegios de todo el país, se presentaron a dar un mismo examen que evalúa el nivel en el que se encuentran.

El presidente Mauricio Macri y el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro, comunicaron esta mañana los resultados. 45,4% de los estudiantes secundarios alcanzó un nivel satisfactorio en lengua, mientras que sólo el 27% de los alumnos llegó a ese mismo nivel en matemática.

Sin embargo, las estadísticas hacen sonar las alarmas cuando el 41,3% cuenta con conocimientos por debajo del nivel básico de matemática. Y lo que es peor, este porcentaje es mayor al del 2016 y al del 2013.

En grandes rasgos, las estadísticas son similares a pesar de los esfuerzos que se realizan para mejorar el nivel.

Mientras que sigue habiendo un gran bache entre los concimientos de los alumnos de colegios privados y los de la escuela pública. En sí, ninguno de las dos instituciones mejoró su rendimiento. Todo lo contrario, ambas empeoraron.

En la educación estatal, casi el 50% de los niños está por debajo del nivel básico de matemática. En cambio, en el ámbito privado más del 25% lo están. Sin embargo, ambos porcentajes demuestran la gran falla educativa que preocupa.

Las buenas noticias llegan por las lenguas. A diferencia de otros años, tanto el ámbito estatal como privado mejoraron los conocimientos que adquirieron los alumnos y disminuyeron en varios puntos el porcentaje de alumnos por debajo del nivel básico.

El ministro de Educación, comentó a la prensa que las mejoras se deben a “la fuerte capacitación que se hizo desde el Instituto de Formación Docente (INFOD) y a una fuerte reacción del sistema educativo”. Prometió seguir trabajando para mejorar la deficiencia en matemáticas:  “vamos a continuar trabajando con la formación docente y ahora muy fuertemente en matemática“, concluyó.