Apoyo salarial del Gobierno a empresas: más del 93% de las beneficiarias son PyMEs

Previo a instrumentar la segunda etapa del programa ATP, desde el Gobierno confían en que alcanzarán un 20% más de las compañías que recibieron el aporte en abril.
El Canciller - Comentarios

Luego de que la AFIP extendiera a las empresas el plazo de inscripción para una nueva etapa del programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo -ATP-, el Gobierno nacional informó que el 93,4% de las empresas auxiliadas en el primer período posee 25 empleados o menos en su planta. De las más de 250.000 firmas que pudieron acceder al beneficio estatal, apenas el 0,1% tiene más de 800 trabajadores. Desde el Ejecutivo destacan que no existe discriminación entre empresas grandes y chicas, pero las estadísticas resaltan una prevalencia en el respaldo a PyMes.

Según consignó Perfil, las empresas con menos de 25 empleados que se acogieron a la ayuda de la Casa Rosada generan el 39,6% del total del empleo registrado en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Frente al severo impacto de la cuarentena en el entramado empresario, el Gobierno determinó en los primeros días de abril abonar la mitad de los sueldos de los trabajadores en relación de dependencia con un mínimo de un Salario Mínimo Vital y Movil ($16.875) y un máximo de dos ($33.740), cuya erogación la instrumentó ANSES.

De las 600.000 compañías privadas que hay en la Argentina, 500.000 se inscribieron en la AFIP cuando se informó del lanzamiento del programa. Sin embargo, sólo la mitad consiguió acceder al beneficio. El 93,4% de ellas posee un máximo de 25 empleados. Las empresas que cuentan con una planta de entre 25 y 100 trabajadores representan el 5,4% del total de participantes en la ATP, las que tienen entre 100 y 800 empleados son el 1,2% del total y el 0,1% restante corresponde a las de más de 800 trabajadores.

Desde el Gobierno apuntaron a NA que no existe discriminación entre empresas grandes y chicas. La lógica que guía estos beneficios está basada en sostener la producción y el empleo. Además, aventuraron que en junio piensan cubrir parte de los salarios de 300.000 empresas, para un total de 2,7 millones de trabajadores y trabajadoras.

“Una empresa grande arrastra una cantidad muy grande de proveedores y así sufren muchísimo las pymes. Por lo tanto, no podemos especular si les cayó o no la actividad, y tenemos que actuar homogéneamente por haberles impedido producir”, expresaron. La implementación del programa se efectúa mediante una conjunción entre los Ministerios de Trabajo y Desarrollo Productivo.

En cuanto a las firmas que no calificaron para recibir el respaldo previsto en la iniciativa, fuentes oficiales indicaron que “se están analizando algunos casos en función de los subsidios que reciben en forma permanente, particularmente en algunos rubros como educación y transporte”.

Se estima que para esta segunda etapa -la inscripción en la AFIP está abierta hasta el martes-, que contempla el pago del 50% de los salarios de mayo en los primeros días de junio de manera directa por parte del Estado, habrá un crecimiento del 20% en la cantidad de empresas y trabajadores que serán cubiertos respecto del total registrado en abril.