Aplica Macri el “manual de estilo Cambiemos” para empujar su imagen en un mes crítico

El Presidente en breve firmará el decreto ratificando la medida: "Vamos a perder gente valiosa", sostuvo. Evitó mencionar que recortará el 25% de cargos políticos, la misma cantidad que aumentó desde que asumió
El Canciller - Comentarios

Fiel a su estilo, el presidente Mauricio Macri reapareció en escena y, además de anunciar un nuevo ajuste sobre el Estado, dejó una definición que destruyó algo que el propio macrismo supo concebir en tiempos de poder. Ahora los familiares de los ministros de su gabinete no podrán ocupar cargos en la administración pública. No lo hizo en una semana cualquiera. Sin inversiones bajo el brazo tras su gira europea, con su propia imagen dañada por un diciembre caótico y con el fantasma de un nuevo tarifazo a la vuelta de la esquina, sacrificó a su propia tropa fiel al teorema de Cambiemos: siempre hay un anuncio positivo para momentos de crisis.

El anuncio dejó expuesto a las primeras líneas de su gabinete: sin dar nombres ni utilizar la palabra nepotismo, Macri dejó en claro que puede quemar las naves cuando los focus groups le marcan la cancha. “Cada uno tiene que ceder un poco, no hay otra solución” -la frase de cabecera del Presidente a la hora de contrapesar el gradualismo que se convirtió en leimotiv-: llegó la hora de sacrificar una cuota -acotada- de poder. Se estableció que ningún ministro podrá tener un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad en la función pública. Esto refiere a padres, hijos, cónyuge, hermanos, abuelos, nietos, nueras y yernos. Ahí asoma una clave de la decisión. Traducción: hay primos de funcionarios que quedaron fuera del radar de la medida, por ejemplo, el secretario de Comercio, Miguel Braun, primo de Peña.

Figuras estelares del gabinete, como Marcos Peña, Jorge Triaca (quien ya venía golpeado por el affaire Sandra Heredia), Rogelio Frigerio, Oscar Aguad y Patricia Bullrich son algunos de los nombres que están en la mira por los familiares que ocupan cargos en el Estado. De hecho, pocas horas después del anuncio hubo algunos que acusaron recibo: las dos hermanas del ministro de Trabajo (Mariana y Lorena Triaca) y el hermano del ministro coordinador (Andrés Peña) fueron los primeros que salieron eyectados del Estado. Por su parte, se espera que el yerno del ministro de Defensa (Rodrigo de Loredo), haga lo propio en las próximas horas.

El anuncio de Macri no solamente impacta en sus propias filas. Tanto la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal como el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta estudian imitarlo. Nadie quiere quedar fuera de la carrera ni en offside.

La medida esconde algo que Macri evitó mencionar: El Presidente recortará el 25% de cargos políticos, la misma cantidad que aumentó desde que asumió.