Anticipa la UIF la reapertura de viejas causas contra Cristina y protege a los empresarios involucrados

El Canciller - Comentarios

Los cuadernos de Oscar Centeno funcionaron como una caja de pandora que se abrió para revelar los males de la corrupción política argentina.

Esta mañana, el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) informó cómo procederán en las próximas semanas con la información que obtuvieron de los Cuadernos de la Corrupción. Mariano Federici, en diálogo con Marcelo Bonelli en Radio Mitre, explicó que tienen la intención de reabrir la causa por enriquecimiento ilícito contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Tras las declaraciones del Juez Oyarbide, ayer en Comodoro Py, donde confesó -entre lágrimas- haber recibido presiones para cerrar la causa, sobreseyendo a los implicados, en el 2009, el titular de la UIF explicó que tienen las pruebas suficientes para volver a abrir el tema.

Incrementaron 158% su patrimonio en plena crisis global y se cerró la investigación con un juez que ahora confiesa que lo apretaron del cogote”, explicó Federici. Además, argumentó que también quiere investigar la causa de los departamentos comprados por el matrimonio en Nueva York al precio de 70 millones de dólares.

“Había que ser muy valiente para ser empresario en los años kirchneristas”

Sin embargo, el énfasis con el cual se expresaba el funcionario contra la ex presidenta, mermó cuando los periodistas le preguntaron por las acciones que tomaría el organismo contra los empresarios implicados en la causa.

“Había que ser muy valiente para ser empresario en los años kirchneristas”, justificó Federici comentando que están evaluando cómo proceder en ese ámbito. Según el jefe de la unidad, hay tres tipos:

1- Los empresarios K: surgieron y se hicieron millonarios en esos años. “Antes nadie los conocía”, describió.
2- Aquellos que aprovecharon la oportunidad y lucraron más de lo que debían.
3- Los que no pudieron escapar a la situación y tuvieron que pagar coimas para poder hacer los negocios. “No les quedaba otra”, explicó.

Sin dar ejemplos ni nombrar implicados, quedó claro en el discurso cuál será la estrategia en el futuro en cuanto a la ex presidenta y los empresarios cercanos a su círculo.