Anticipa Dujovne nuevos picos de la inflación en abril, pero jura que la meta del 15 está viva

El Canciller - Comentarios

Los números que arrojó la inflación de marzo (2, 3 por iento) no sorprendieron para nada en la Casa Rosada. Preocupan, pero no para alarmar a su equipo económico. Así, en una charla con Marcelo Longobardi en radio Mitre, el ministro de Economía Nicolás Dujovne buscó dar un mensaje de tranquilidad: “Era lo que esperábamos”.

“Son números altos, eso es verdad”, reconoció el funcionario de Cambiemos después de los niveles de inflación, que acumulan un 6, 7 en los primeros tres meses del año, arrastrado por los aumentos del transporte, las tarifas y los costos de la educación.

En una entrevista concisa y con respuestas cortas, Dujovne reveló que el mes de abril también se verán números altos. “Va a continuar en estos niveles en abril por las subas del gas, pero luego empezaremos a ver una fuerte desaceleración”, dijo el ministro.

El Gobierno, desde su asunción en la Casa Rosada, intenta controlar los niveles de la inflación para mostrarlo como uno de sus logros de promesas de campaña. “Es un mal trago que estamos atravesando, pero ya va a ir bajando año tras año”, lanzó Dujovne.

15% o nada

En una de sus declaraciones más fuertes, Dujovne aclaró que la meta del 15 por ciento anual para la inflación no se modifica. A pesar de que superará esa cifra si sigue con este ritmo, el titular de la cartera económica considera que es “clave mantener esa proyección” en el marco de negociaciones paritarias que aún no se cerraron: los docentes, bancarios y los camioneros.

“Hasta ahora casi todos los acuerdos se cerraron en línea con la meta. No se prevén grandes movimientos del tipo de cambio y solo quedan algunos ajustes tarifarios para octubre”, afirmó sobre las expectativas que sostienen de la Casa Rosada para evitar aún nuevos coletazos de la inflación.

“Esa meta no se cambia”, insistió el funcionario, aunque en su explicación reveló que se trata de un objetivo y no de una proyección que sí o sí se va a alcanzar. “Soy muy positivo y creo que, después de abril, empezaremos a ver buenos números”, cerró.

En definitiva, Dujovne, rápido de reflejos, prefirió tapar las especulaciones de las consultoras privadas, eliminar el discurso de economistas y ensayó una explicación con Longobardi: la inflación en abril va a ser alta y la meta final del 15 no se modifica.

Las frases más fuertes