Ante los números rojos del Indec, vuelve a escena Laura Alonso para reflotar la corrupción K

El Canciller - Comentarios

En un día con números rojos por el anuncio de la cifra de inflación y el aumento del gas, y un día antes de que se haga efectivo un nuevo aumento del transporte, el Ejecutivo salió a reforzar el tema de la lucha contra la corrupción con una de las referentes de Cambiemos que mejor explota el tema: Laura Alonso.

La titular de la Oficina Anticorrupción encontró un nuevo dato que esparce por los medios: que, en virtud de la cantidad de dinero de la que se habla en las causas, Néstor y Cristina Kirchner integran “el Olimpo de los jefes de Estado más corruptos de la historia mundial”. Difícil de chequear, pero con un impacto suficiente como para ser utilizado en la campaña.

“Estamos parados en el inicio del ‘Nunca Más’ de la corrupción”, dijo y aseguró que los avances en la causa de los Cuadernos mostrarán cómo eran las maniobras para robar dinero de las arcas públicas durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner.

Mientras repetía como un mantra que “los Kirchner están en el top ten de los máximos corruptos de la historia mundial”, la ex diputada nacional indicó que con Mauricio Macri se construyó un cambio político e institucional gracias a la independencia de los poderes. Según la funcionaria oficialista, “todas las penurias” que está atravesando el país tienen que ver con “la salida del populismo corrupto”.

Alonso aprovechó, también, la aparición de Axel Kicillof junto a los representantes del FMI para cargar contra el exministro de Economía del kirchnerismo: dijo que “el cepo se inventó para lavar plata”.

En este mismo eje, en los últimos días Carrió reapareció para impulsar el juicio político contra el juez federal acusado de cobrar sobornos, Luis Rodríguez y defendió públicamente al fiscal Carlos Stornelli para reforzar la hipótesis de una operación para entorpecer la causa en la que se investigan hechos de corrupción del kirchnerismo.