Analiza Caputo un “plan B” por si no se cumplen las metas del acuerdo con el Fondo

El Canciller - Comentarios

Aunque en el Ministerio de Hacienda habían descartado la posibilidad de pedirle un “perdón” al Fondo Monetario en caso de no cumplir con las metas previstas en el acuerdo, en el Banco Central admitieron que en el Ejecutivo analizan un “plan B” por si las cosas se “complican”.

“El acuerdo con el FMI se puede ampliar o acelerar”, aseguró ante operadores de Wall Street su vicepresidente, Gustavo Cañonero, para intentar calmar la ansiedad de los inversores mientras Luis Caputo trata de hacer lo propio en Jackson Hole, la legendaria cumbre de presidentes de Bancos Centrales del mundo que se lleva a cabo en Estados Unidos.

“Es el plan B que tenemos guardado, para el caso de que las cosas se compliquen”, amplió Cañonero, según publica el diario Clarín. El vice del Central viajó junto a Mario Quintana y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, a negociar con los “lobos” de Manhattan, con quienes el presidente Mauricio Macri pretende sentarse cuando viaje a la próxima Asamblea General de Naciones Unidas.

La suba del dólar y la inflación alteraron algunas de las condiciones que el FMI había puesto para el préstamos de 50 mil millones de dólares, de los cuales por ahora llegaron solo U$S 15 mil millones.

El perdón del FMI, inflación y más deuda: Cambiemos y un camino de cornisa de cara a 2019.

Cañonero no precisó si con “acelerar” se refiere a pedir un adelanto de ese dinero para sanear las cuentas antes de fin de año, pero sí había trascendido la posibilidad de pedirle un waiver al organismo, una suerte de “perdón” por no haber cumplido con lo pactado.

En el Gobierno calculan que para 2019 faltan 7.500 millones de dólares, pero afirman que conseguirán ese financiamiento las Letras del Tesoro (Letes) que tiene pensado emitir en el próximo vencimiento de Lebacs (son U$S 21.000 millones y el Ejecutivo planea renegociar un tercio a través de Letes).