Amenaza nuclear y giro diplomático: desafía Trump al mundo y acepta un cara a cara con Kim Jong Un

El Canciller - Comentarios

La presidencia de Donald Trump no pasará inadvertida en los Estados Unidos. El líder mundial, extrovertido y sin pelos en la lengua, continúa con su premisa desde que asumió el poder: realizar acciones inesperadas que dejan sin palabras los presidentes de todo el planeta.

En un inesperado y jugado giro diplomático, Trump anunció que se reunirá con líder norcoreano, Kim Jong-un. Según indicaron sus voceros, el encuentro podría efectuarse en mayo de este año.

“Se están realizando grandes progresos”, aseguró el presidente del país norteamiercano en su cuenta de Twitter, al tiempo que garantizó que “el encuentro está siendo planeado”.

El anuncio no se da en un momento de tregua. Es fundamental para mejorar las relaciones entre dos países con una alta tensión nuclear. Incluso desde hace meses que continuaban las amenazas entre ambos países.
Trump “aceptará la invitación para encontrarse con Kim Jong-Un”, afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien añadió que Washington “busca la desnuclearización de Corea del Norte.

El efecto económico

Los especialistas en materia internacional coinciden en que esta nueva coyuntura es también el resultado de los efectos del cerco económico que ya comienza a sentir el régimen norcoreano ante la política de “máxima presión” que lideró en los últimos meses el presidente de los Estados Unidos.

El botón rojo y las amenazas cruzadas

A comienzos de este año, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, dijo abiertamente que “el botón para lanzar los misiles nucleares (hacia Estados Unidos) está aquí, en mi escritorio”. Como era de esperar, el presidente del país norteamericano, Donald Trump, rapido de reflejos, subía la apuesta y redoblaba la amenaza.

Así, el presidente norteamericano escribía: “El líder norcoreano Kim Jong-Un recién dijo que el ‘botón nuclear está en su escritorio todo el tiempo’. Que por favor alguien de su desgastado y hambriento régimen le informe que yo también tengo un Botón Nuclear, pero es mucho más grande y poderoso que el suyo… ¡y mi Botón funciona!”.