Alumnos, docentes y preceptores: denuncian una cadena de abusos en el Nacional Buenos Aires

El Canciller - Comentarios

El colegio Nacional de Buenos Aires, uno de los más prestigioso de Argentina, volvió a ser el epicentro de un escándalo, tras el discurso de despedida que efectuaron egresadas de la institución, en el que denunciaron una serie de abusos contra las mujeres proveniente de docentes y preceptores, además de la impericia de los directivos para solucionar la problemática.

El álgido tópico ya había sido motivo de polémica en la escuela, cuando el año pasado una menor de 14 años denunció un caso de abuso sexual por parte de un alumno de 5º año, en medio de la toma del colegio que se llevaba a cabo en ese entonces.

“No es un caso aislado. Dentro del colegio no es el primero y seguramente no será el último”, disparó la chica infligida, quien decidió revelar el accionar a integrantes del centro de estudiantes, los cuales de manera unilateral tomaron cartas en el asunto, lo que derivó en que la información recién llegue a manos del rector, Gustavo Zorzoli, 20 días después del hecho.

Dos semanas atrás, un grupo de Facebook denominado Nosotras Empoderadas, denunció públicamente un esquema misógino y de abusos sexuales ejercido sistemáticamente por un grupo de ex alumnos del colegio, contra las mujeres y los homosexuales.

En esa publicación, que tuvo gran revuelo en la red social, se expusieron otros casos de abuso de distintas camadas de egresados del emblemático establecimiento educativo, así como también prácticas opresoras de preceptores, quienes, según los testimonios, contaban con la total connivencia de las autoridades.

En este sentido, la habitual ceremonia que organiza el colegio para agasajar a los estudiantes egresados, dejó atónitos a todos los presentes. Las oradoras comenzaron su discurso de manera terminante. “Venimos a denunciar la violencia institucional ejercida y avalada por la comunidad educativa hacia nosotras”, sentenciaron.

La hija del periodista Rolando Graña, perteneciente a la camada que se egresaba y participante del acto, cargó toda la artillería contra los docentes y las autoridades.

“Nosotras vemos cómo se escracha a nuestros compañeros todo el tiempo y justamente nos parecía irónico cómo estaban quedando impunes quienes educan a nuestros compañeros para ser de esa manera”, remarcó Ema.

En medio de un contexto que propicia los descargos de mujeres, víctimas del machismo encarnado por la sociedad, la legendaria institución educativa sumó una nueva acusación. Y el tema promete tener bastante tela para cortar.