Alteran el irredento De Vido y el “ortiva” Grabois la paz kirchnerista con un cruce inesperado

El Canciller - Comentarios

El lanzamiento del Frente Patria Grande, al que se sumó en los últimos días Juan Grabois, tuvo ayer su primer coletazo hacia el interior del kirchnerismo: Julio De Vido cruzó al referente de la CTEP por acusarlo de corrupto y lo calificó de “ortiva”.

Con críticas a Cristina Kirchner por darle su apoyo a ese espacio “neo-kirchnerista”, el exministro de Planificación criticó a Grabois -al que no nombró porque dijo que le da “asco”- por haber dicho que añoraba volver a un gobierno como el kirchnerista “pero sin corruptos”.

En ese sentido, le pidió al dirigente social que “diga e indique con nombre y apellido a qué corruptos se refiere así cada uno podrá defender su buen nombre y honor” y amenazó con demandarlo por esas acusaciones.

Haciendo referencia a Juan Domingo Perón, De Vido calificó a Grabois como “vigilante” y remató: “Popularmente a su actitud se la define de una sola manera: ORTIVA”. Acto seguido, lo invitó a “charlar” a la cárcel.

“Si quiere verme para que aclaremos lo que aquí le digo, lo espero en la UPF Nro. 2 Marcos Paz – Modulo 5 Pabellón 7, celda 5702, aquí encontrara un militante orgulloso de ser peronista, con nuestras virtudes y nuestros defectos, pero que jamás ortivó a ningún compañero”, sentenció.

Grabois ensayó apenas una breve respuesta en Twitter y no recogió el guante: “Ni yo soy vigilante ni vos un héroe de la resistencia peronista. Somos millones los que queremos que CFK vuelva pero sin los corruptos. A quien le quepa el sayo, que se lo ponga; y el que no, que tenga dignidad y no debilite al campo popular”.