Alianza con Moyano y la CGT: sube Santa María la apuesta contra el gobierno

El Canciller - Comentarios

Víctor Santa María es uno de los hombres que aparece en el radar del Gobierno por diferentes causas judiciales. Acorralado, el sindicalista y empresario de medios sorprendió al mostrarse con la cúpula gremial de la CGT.

Allí, se sacó fotos, por ejemplo, con el diputado Facundo Moyano, el hermano y líder de Camioneros, Pablo Moyano y los triunviros de la CGT, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid. En la sede de la calle Azopardo, entonces, se sumó a la marcha del 22 de febrero y le dio un mensaje al Gobierno.

 Al margen de la batalla periodística que viene encarando Santa María desde hace algunos meses, ahora se sumó la batalla sindical y judicial. Todo se resumen en un plan para el jefe de SUTERH: evitar la foto con casco, chaleco y esposas

Las sospechas y su defensa

La justicia sospecha sobre su vínculo con el empresario Andrés Leonardo Stangalini, quien blanqueó $136 millones, e investiga al sindicalista por supuesto lavado de dinero y operaciones millonarias en Suiza. “Es una campaña sistemática que cada dos tres meses ataca ferozmente.

El objetivo tiene que ver con los medios, lo venimos padeciendo desde la pauta oficial hasta amedrentar a periodistas y a los que somos parte de este medio (Página 12), que además no es propio, sino que pertenece a una organización sindical”, decía hace algunos días Santa María.

Desde que el presidente le declaró la guerra a las “mafias”, siempre apuntó indirectamente hacia el dueño de Página 12, diario opositor al actual Gobierno. Hasta el momento, Santa María no enfrenta consecuencias judiciales inmediatas, sin embargo, los rumores de corrupción crecen. Siempre sobrevoló la sospecha del encono presidencial debido a la publicación sobre el “blanqueo” del entorno de Macri.

Hoy, juntó fuerzas con los pesos pesados de la CGT. Se sumó al 22F y busca inquietar al Presidente y la mesa chica de la Casa Rosada con una foto consistente con el resto de los sindicalistas.