Alianza con México y las elecciones en la OEA: los dos ejes de Solá en la cumbre de la CELAC

"Lo mejor que podría ocurrirnos es reunirnos dentro de una año y lograr que la CELAC sea envidiada, y que quienes no hayan trabajado con nosotros sienta bronca y rabia por no haber estado”, expresó el flamante canciller.
El Canciller - Comentarios

Felipe Solá tuvo su debut como canciller en el exterior. En tierras aztecas, el ministro de Relaciones Exteriores participó de la reunión anual de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en la que dejó señales sobre la política internacional que diagramó Alberto Fernández.

“América Latina atraviesa circunstancias como las que todos conocemos, con datos acompañados de dolor y de un estado de cierto resentimiento y de malestar en buena parte de nuestros pueblos”, dijo el canciller ante sus pares latinoamericanos. Y agregó: “Trabajemos para que nuestros logros sean visibles, respetados y que sean el camino para que otros se enteren. Lo mejor que podría ocurrirnos es reunirnos dentro de una año y lograr que la CELAC sea envidiada, y que quienes no hayan trabajado con nosotros sientan bronca y rabia por no haber estado”.

El objetivo del país en la CELAC es que se traten las problemáticas latinoamericanas más urgentes: es que sin referirse directamente, el ex diputado hizo mención, varias veces, a la crisis política que padecen, entre otros, Chile, Bolivia y Ecuador.

Unión Europea

Si bien tiene una historia corta en el mundo diplomático (se fundó en 2012), la Celac es un espacio estratégico para el Frente de Todos. Es el único organismo regional que, por ejemplo, comparte con México, uno de los países que Fernández quiere convertir en aliado estratégico.

La primera cumbre fue en Santiago de Chile. Allí se definió que el organismo sea “un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política”. Al no tener la presencia de Estados Unidos –la Cumbre reúne representantes de países caribeños y latinoamericanos, sin contar los anglosajones- el otro peso importante que la respalda es la Unión Europea, que la considera como su “par” en América latina.

Ese apoyo se cristaliza con la conformación de una cumbre bianual entre el organismo europeo y la propia Celac. En ese sentido, cabe destacar la visión de Fernández sobre el ¿acuerdo? firmado entre el Mercosur y la UE. “No hay nada que festejar”, había indicado, una vez que el ex presidente Mauricio Macri presentaba –y festejaba- el acuerdo.

“No quedan claros los beneficios, pero sí los prejuicios”, dijo el presidente al comienzo de su mandato, e informó que releerá la letra chica del acuerdo.

Solá, de la CELAC a la elección en la OEA

Más allá de lo dicho frente a los micrófonos, las alianzas internacionales suelen tejerse puertas adentros. En ese sentido, llamó la atención la reunión que Solá mantuvo con la diplomática ecuatoriana Fernanda Espinoza. Es que la ex presidenta de la Asamblea General de la ONU está dispuesta a enfrentar a Luis Almagro, presidente de otra organización con peso en América, la OEA.

“Lo de Almagro no amerita la reelección. No ha respetado las normas de la OEA ha incumplido el mandato por el cual fue elegido. La función es velar por los Derechos Humanos, la democracia y fomentar el diálogo. Nada de eso ha cumplido”, dejaron trascender a NA fuentes de la Cancillería argentina.

Las elecciones en la OEA están previstas para el 20 de marzo.