Alcanza la inflación el 49,3% interanual y corrige el Gobierno de 23% a 28% la proyectada para 2019

El Canciller - Comentarios

El viceministro de Economía, Miguel Braun, validó hoy la proyección de inflación del 28% que hizo el Banco Central y se convirtió, así, en el primer funcionario nacional en dar una estimación oficial de aumento de precios para 2019 superior al 23% estipulado en el Presupuesto aprobado a fines del año pasado.

En Casa Rosada, y ante la consulta de la prensa sobre su expectativa en torno al índice de precios que se conocerá hoy, Braun respondió que “lo que se proyecta en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central es una inflación del 28% para el año” y volvió a apelar al recurso del segundo semestre: “Esperamos que en los próximos meses la inflación esté entre los 2 y 3 puntos, y pueda, de a poco, ir bajando más bien hacia la segunda mitad del año”.

Las declaraciones del secretario de Política Económica se dieron horas antes de que el Indec publicara la inflación de enero, que se ubicó en el 2,9% respecto de diciembre y llevó la interanual al 49,3%, una cifra récord durante la administración de Cambiemos.

Es la primera vez que un integrante del Poder Ejecutivo menciona una cifra distinta a la calculada en la Ley que aprobó el Congreso y valida la publicada por el Central, que estimó un 28,5% de incremento en el último REM, correspondiente a enero.

Braun participó de la conferencia de prensa que el presidente Mauricio Macri este mediodía en Casa de Gobierno, en la que anunció un plan para bajar los costos en las economías regionales, ante el reclamo de los empresarios industriales por el derrumbe en la capacidad instalada, que amenaza con congelar la reactivación económica que el Gobierno necesita para antes de las elecciones de agosto y octubre. También estuvieron presentes el ministro de Producción, Dante Sica, y otros integrantes del Ejecutivo.

El exsecretario de Comercio, que fue designado en el lugar de Guido Sandleris cuando pasó al BCRA, admitió al respecto que “el peor enemigo de las pymes es la inestabilidad macroeconómica, las crisis, y la pérdida de demanda”. También reconoció que “hay problemas puntuales como los costos laborales, la inflación” pero aseguró que “durante el año pasado se pudo frenar el mayor riesgo para las empresas argentinas, que es una crisis muy profunda”.

Sin números positivos que mostrar, Braun reiteró un pedido de tolerancia con la política económica oficial y juró que “desde el primer día de Gobierno se está implementando un programa económico que apunta a que haya más inversión y más empleo” y destacó que desde que asumió Macri “se han hecho rutas, trenes, puertos, aeropuertos que no se hacían hace décadas”, además de “una reforma al sistema financiero, una reforma tributaria, la apertura de mercados para productos de exportación” que van en línea con la “visión productiva” de la administración macrista.