“Vamos a pagar el día que hayamos crecido”

En el bloque "La Argentina del Futuro", el presidente electo dio definiciones sobre el estado de la industria, la transición con Macri y el Mercosur.
El Canciller - Comentarios

Luego de una madrugada destinada a Twitter, el presidente electo se presentó en la mañana del jueves en la 25ª Conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA). Alberto Fernández dio un panorama sobre el rol de la industria en su gobierno e insistió en brindarle facilidades a los empresarios que inviertan en el país. “Vamos a ayudar a los que apuesten por el país, no a los que especulen”, indicó.

El auditorio de Parque Norte estaba expectante para la presentación de Fernández. La bienvenida corrió por cuenta de Miguel Acevedo, presidente de la UIA. “Bienvenido a casa”, dijo el industrial y le dio pie para que el referente del Frente de Todos diserte sobre el bloque “La Argentina del futuro”.

En su exposición, Fernández prometió que “vamos a poner en marcha la economía una vez más” y convocó para ello a “firmar un nuevo contrato social” entre todos los sectores. “Estoy renunciando a mi capacidad de decidir solo y les estoy proponiendo decidir entre todos, con el riesgo que eso supone”, remarcó Fernández al convocar, nuevamente, a un Consejo económico y social, al tiempo que destacó la necesidad de generar “políticas de Estado” permanentes para hacer crecer la economía.

“Las mejores sociedades cuidan el trabajo industrial, porque es el más seguro”, señaló frente a los empresarios, gremialistas y referentes de la Iglesia católica. “En el mundo de los especuladores, ganan muy pocos y pierden los mejores, los que arriesgan y trabajan. Y esa es la peor sociedad porque premia a los que especulan”, dijo Fernández.

También destacó la necesidad de incorporar “nuevas tecnologías para producir” sin que ello vaya en detrimento de la incorporación de la mano de obra. “La solución no es tirar argentinos por la ventana”, indicó y llamó a fomentar posibilidades para que “los argentinos que no acceden a esas lógicas industriales, encuentren otro lugar donde desarrollarse”.

Deuda y cuenta fiscales

En la exposición, Fernández también se refirió a los compromisos de pagos de Argentina con el Fondo y los acreedores privados. “No quiero hacerle quitas a nadie ni dejar pagar lo que debemos” indicó el presidente electo e hizo en que no se dejarán de pagar las obligaciones externas pero que se hará cuando el país haya producido y exportado más y haya obtenido los dólares para pagar.

“Esta terrible y ridícula deuda la tomó un gobierno democrático y el resto del mundo no tiene la culpa. Pero esa deuda no la van a pagar los que menos tienen”, completó.

Alberto también contrapuso su visión con la gestión económica de Macri. “Las cuentas fiscales quedan en un estado deplorable“, dijo. Y cuestionó: “Algunos festejan que la Argentina tiene reservas para seis meses, yo me avergonzaría”.

“No sé cuáles son las bases sólidas que nos dejaron, yo siento que camino en un pantano. Fueron cuatro años de especulación financiera, donde era mejor apostar un bono que a producir y dar trabajo”, cargó contra Juntos por el Cambio.

Mercosur

El ex jefe de Gabinete también resaltó el cambio de posición del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien ahora afirmó que quiere tener una “relación pragmática” con Argentina. “Vi con alegría que el presidente de Brasil propusiera tener un vínculo pragmático para el Mercosur, es lo que debemos hacer. Porque el Mercosur va a superar a los Bolsonaro y a Alberto Fernández”.

Más allá de la tensa relación con el mandatario brasileño, ponderó los acuerdos del Mercosur: “Vamos a profundizar el acuerdo con el Mercosur. Que el Mercosur tenga presidentes que piensen distinto no me hace perder de vista la importancia que tiene. Y ninguna disputa personal que pueda tener me va a hacer poner a la Argentina en el lugar equivocado”.