Alarma en Estados Unidos y Filipinas por las catástrofes climáticas

El Canciller - Comentarios

Desde el Atlántico hasta el Pacífico, los fenómenos climáticos están destruyendo todo a su paso. En las primeras horas del viernes, el Huracán Florence comenzó a ingresar en el territorio estadounidense arrasando con sus fuertes vientos todo a su paso.

A diferencia de otros ciclones históricos, como Katrina o María, en este caso el problema mayor no será el viento si no las lluvias y la cercida de los ríos que podrían afectar hasta las tierras más adentro del continente.

Hasta el momento, tres personas fallecieron mientras que 400.000 no cuentan con servicio de luz.

Mientras el mundo occidental tiene sus ojos puestos en Estados Unidos, del otro lado del planeta, el tifón Mangkhut está impactando directamente el norte de Filipinas.

10 millones de personas están en riego en Filipinas.

Mientras en los barrios más pobres protejen sus casas poniendole peso a los techos, se espera que el sábado sea el día de mayor impacto con mareas de hasta 6 metros de altura, inundaciones, fuertes lluvias y vientos de hasta 185 kilómetros por hora durante al menos 18 horas.

Las autoridades filipinas aconsejaron a todos los habitantes del norte que huyan hacia el sur. En Hong Kong y Taiwan, ya se encuentran recolectando donaciones para el futuro desastre.