Al compás de Kicillof, se ofrecen Magario y Espinoza como candidatos del PJ para la Provincia

El Canciller - Comentarios

Mientras Áxel Kicillof cerró su gira por los balnearios bonaerenses reuniéndose con el presidente del Partido Justicialista, Fernando Gray, Verónica Magario y Fernando Espinoza decidieron terminar con la incertidumbre y se postularon, ambos, como candidatos del peronismo a gobernadores de la Provincia para hacerle frente a Cambiemos.

Si bien la intendenta de La Matanza apeló a un discurso similar al de María Eugenia Vidal, afirmando que no la desvela la candidatura y que vive preocupada por encontrar “soluciones para la crisis que vive nuestra gente”, adelantó que “la maravilla que tiene La Matanza es que tiene dos posibles candidatos para la gobernación, un hombre y una mujer“.

La jefa comunal del distrito bonaerense más poblado hizo directa alusión a Espinoza, quien se mostró junto a ella en la ciudad de Villa Gesell. El diputado nacional, en 2015, acompañó a Julián Domínguez en la fórmula peronista que cayó por escasa diferencia en la interna con Aníbal Fernández y Martín Sabbatella.

Los dirigentes del Partido Justicialista no han sido los únicos que aprovecharon la alta temporada turística para recorrer la Costa Atlántica. Áxel Kicillof, que desde hace meses visita localidades de la Provincia y en la semana encabezó un acto en la peatonal de Mar del Plata, confirmó en declaraciones a Radio 10 que está evaluando su candidatura.

Por eso, no fue casualidad que en septiembre pasado el exministro de Economía haya radicado su domicilio en Pilar y que en la noche de ayer haya decidido culminar su periplo cenando con Gray.

Pese a que el esquema electoral del peronismo en el distrito es una verdadera incógnita, tanto Kicillof como los posibles candidatos de La Matanza coincidieron en repudiar el desdoblamiento de los comicios que impulsa el oficialismo.

El rechazo se vincula a los $3.200 millones que debería erogar el gobierno provincial para cristalizar su intención, en medio de una recesión sin fecha de vencimiento y un notable deterioro del poder adquisitivo en los pesificados.