Ajuste 2020: revela Zuleta el verdadero problema del Gobierno en medio del optimismo electoral

El Canciller - Comentarios

Ganar o no las elecciones no es el peor problema para el Gobierno. El verdadero conflicto que enfrenta el poder de Cambiemos, afirma Ignacio Zuleta en Clarín, es qué hacer en 2020. O mejor dicho: cómo hacer lo que hay que hacer para asegurar el apoyo del Fondo Monetario Internacional, que hoy todavía deja que no se pise con todo el acelerador del ajuste para garantizar la reelección.

Si Macri consigue el triunfo y estira cuatro años su estadía en la Casa Rosada, el FMI irá a fondo (valga la redundancia) con las condiciones de ajuste. Asoman dos proyectos fundamentales que quedaron truncos (y quedarán) en el primer mandato de Macri: reforma laboral y una reforma previsional “de verdad”, con aumento de la edad jubilatoria tanto para hombres como mujeres.

Zuleta: “Quizás convenga cerrar filas en torno a un acuerdo que permita hacer lo que no se pudo: reforma previsional y reforma laboral”

Dice Zuleta, al mismo tiempo, que el juego político se trata de no repetir la historia de lo que pasó en 2016, pero sí reeditar el 2015. Pasando el limpio, la estrategia es apostar a la polarización, forzar un nuevo balotaje con Cristina Kirchner, que en Casa Rosada creen que será candidata, y ganarle por una ventaja similar o superior a la que sepultó a Daniel Scioli (que perdió por dos puntos).

Pero con el triunfo electoral no terminarán las necesidades del Gobierno. Para cumplir con el déficit cero, Cambiemos buscará hacer un ajuste más severo. Si no lo hace y pierde el apoyo del FMI y de esa fuerza denominada “los mercados”, que por ahora apuestan al proyecto amarillo, retenerlo será difícil y esquivar una crisis, más aún.

“Lo que no hay que repetir es el 2016. Esta vez quizás convenga cerrar filas en torno a un acuerdo que permita hacer lo que no se pudo: reforma previsional y reforma laboral. Lo ofrecieron Ernesto Sanz y Miguel Pichetto a Olivos, apenas asumió Cambiemos, pero aquella vez lo rechazaron. Un acuerdo de ese tipo es lo único que, en la lógica del gobierno, puede asegurar las condiciones de recuperación para un país que tendrá algo parecido al déficit cero (si no se cuentan las retenciones con plazo fijo, la suspensión de la actualización de balances por inflación y los intereses de la deuda, que suman algo así como 4,5/5% del PBI) y todas las provincias menos, una, con superávit fiscal”, escribe Zuleta sobre lo que se discute en la Casa Rosada.

“Para simplificar del todo: al gobierno le preocupa más el 2020 que el 2019, que ya está jugado”

“Para simplificar del todo: al gobierno le preocupa más el 2020 que el 2019, que ya está jugado”, agrega. El analista político sostiene que quienes gobiernan actúan como si ya hubiesen ganado y por eso no hay clima en Casa Rosada de gente haciendo las maletas para irse. ¿Se anticipa un nuevo ajuste a medida del FMI?