“Aisladas”, “insuficientes” e “inconsultas”: la respuesta del campo a las medidas del Gobierno

La Mesa de Enlace aseguró que los funcionarios "desconocen la dinámica comercial y logística de la producción de granos". El ministro Basterra salió al cruce.
El Canciller - Comentarios

Luego de que el Gobierno nacional anunciara un combo de medidas para alentar las exportaciones y favorecer la liquidación de dólares, las entidades del agro desestimaron este viernes el paquete al considerarlo “un parche” que no resolverá la cuestión de fondo ni las problemáticas de los productores.

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), históricamente conocida como Mesa de Enlace, se quejó este martes de no haber sido consultada previo a las disposiciones oficiales y aseguraron que el camino elegido por la Casa Rosada no parece ser el adecuado.

Te recomendamos leer

“Todo lo expuesto por los funcionarios son medidas aisladas, que asemejan a parches, pero no definen pasos a seguir ni son políticas integrales. Parecieran sólo buscar resolver problemas fiscales serios. Una baja circunstancial y temporal de unos puntos de retenciones no resuelven ninguna situación. De hecho, sólo beneficia a algunos actores, que en particular no somos los productores agropecuarios“, afirmaron.

“El problema es mucho más hondo, e interpela la confianza y los gestos cotidianos que el Gobierno tiene para con el campo en general, que alteran permanentemente las condiciones a partir de las cuales llevamos a cabo nuestras actividades. La imprevisibilidad y la incertidumbre no permiten que podamos pensar nuestras perspectivas a futuro. Por todo esto, creemos que los anuncios demuestran que los funcionarios desconocen la dinámica comercial y logística de la producción de granos“, agregaron, con un fuerte rechazo.

Entre las disposiciones vinculadas al sector rural para fomentar las ventas externas, el ministro de Economía, Martín Guzmán, comunicó ayer compensaciones y estímulos a pequeños productores de soja y cooperativas, que demandarán una inversión de $11.550 millones. Además, convocó al Consejo Agroindustrial Argentino a una reunión estipulada para el miércoles 14 de octubre.

Flanqueado por el ministro de Agroindustria, Luis Basterra, el titular del Palacio de Hacienda informó un nuevo esquema de derechos de exportación para el complejo sojero. El régimen reduce las alícuotas tanto para las ventas al exterior de granos de soja como para sus principales derivados. La disminución de las retenciones será del 33% al 30% en octubre, para retornar al mismo nivel en enero de forma progresiva.

Tras la conferencia de prensa en Casa Rosada, el vocero del Consejo Agroindustrial, José Martins, había valorado la apertura al diálogo del Gobierno pero, de antemano, advirtió que la exigua baja de las retenciones significaba “una aspirina para un paciente con fiebre”.

Si bien estas medidas probablemente no vayan a conformar a muchos sectores de nuestra economía, se trata de construir una política a mediano y largo plazo, en el sentido que dé un marco de previsibilidad para poder atraer inversiones para crecer en el valor agregado, para generar divisas y crecer en el empleo”, ponderó el presidente de la Bolsa de Cereales.

Por su parte, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Marcelo Achetoni, bramó al espetar que a los dirigentes del campo “les avisaron 20 minutos antes” del anuncio de las medidas. “No pueden tomar medidas sobre nosotros sin consultarnos. Somos el motor de la Argentina, pero en lugar de incorporarnos al debate, nos utilizan sólo cuando nos necesitan“, aseveró, en diálogo con AM 550.

La réplica del Gobierno

Luego de que se publicara en el Boletín Oficial el “Programa de Compensación y Estímulo” al sector del agro, el ministro del área, Luis Basterra, rechazó las críticas de la Mesa de Enlace y auguró que el campo aportará entre U$S 7.000 y U$S 8.000 millones hasta fin de año producto de la propulsión a la exportación.

La Mesa de Enlace suele expresarse en contra de medidas que no van de acuerdo a su pensamiento. La decisión política es sostener este modelo de movilidad cambiaria pero no atado a la especulación financiera, explicó el funcionario.

Basterra agregó que las medidas tienen un “sentido coyuntural” y buscan promover a quienes tienen el producto acopiado, para que puedan exportarlo. “Hay entre 25 y 27 millones de toneladas para liquidar. Uno aspira que de aquí a fin de año se vayan descomprimiendo esas reservas y vayan fluyendo esas divisas a la economía regional”, puntualizó.

En tanto, la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó Del Pont, desmintió la supuesta unilateralidad de los anuncios y aseguró que “surgen del diálogo permanente del Gobierno con los distintos sectores de la producción“.