Agrega Lejtman dramatismo al caso del submarino y acusa a la Armada de ocultar lo qué realmente pasó

El Canciller - Comentarios

Todas las conversaciones entre el ARA San Juan y la Base Naval de Mar del Plata están grabadas. A medida que van pasando las horas y la incertidumbre sobre qué ocurrió con el navío y los 44 tripulantes comienza a crecer, afloran datos sobre la trastienda de su desaparición.  Y surgen más dudas.

El periodista de Infobae Román Lejtman, reconstruyó el derrotero del submarino antes de su desaparición y cargó tintas sobre la Armada: “la cúpula de la Armada sabe qué pasó con el ARA San Juan y esconde la información”, tituló.
Según el periodista, el submarino ARA San Juan sufrió una seria avería el martes 14 por la medianoche. El capitán Pedro Fernández, le informó al Base Naval de Mar del Plata, de donde había zarpado quince días antes,  que “tenía un cortocircuito en la batería 3’’ de la sala de baterías de proa porque le entraba agua por el snorkel. Luego, en los primeros minutos del miércoles 15, Fernández se comunicó de nuevo para avisar que todo había sido resuelto.

Contexto técnico: para poder comunicarse, el submarino debía salir a flote nivel snorkel. “Sin embargo, como las aguas se encontraban en condiciones 5/6 (olas de entre 6 y 8 metros), cada vez que energía lo golpeaban olas, por lo que tuvo que sumergirse, perdiendo la capacidad de impulsarse en modo diesel y con la mitad de sus baterías inutilizadas”, escribió.

La Armada ya no pudo volver a comunicarse con el navío.

Cuando el ARA San Juan comenzó con los problemas técnicos, estaba en línea recta con el Golfo San Jorge a una distancia de 300 kilómetros. Un dato clave se pregunta Lejtman: “si se le hubiese ordenado que se dirigiera hacia allí, a la velocidad que navegaba en ese momento- entre 15 y 20 km por hora-, se cree que la nave podría haber alcanzado tierra. Sin embargo, recibió la orden de dirigirse hacia Mar del Plata”.