After de la crisis en Olivos: define la mesa chica la suerte de Quintana, Lopetegui y ministerios blandos

El Canciller - Comentarios

A solo dos días del viaje de Nicolás Dujovne a Washington para reunirse con la armada de Christine Lagarde, Mauricio Macri convocó a la mesa chica para definir los próximos pasos de un Gobierno que deberá realizar varias modificaciones para lograr encauzar el rumbo de un país que sangra en cada jornada de los mercados.

María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Marcos Peña y Jaime Durán Barba fueron recibidos en la Quinta de Olivos para delinear el nuevo Gabinete y otras cuestiones puntuales respecto a los anuncios económicos que serán comunicados el próximo lunes.

Con el futuro del jefe de Gabinete encadenado al del primer empresario elegido Presidente, los que caminan por la cornisa en estas horas son sus vices, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, cuyas gestiones se vieron erosionadas de la misma manera, pero sin el aura protector presidencial del que goza Peña.

La salida de sus laderos debilita el poder de Marcos, pero descomprime sustancialmente la tensión que hay entre el Círculo Rojo y una Jefatura de Gabinete que carga con todas las culpas por las últimas malas comunicaciones oficiales que sembraron más incertidumbre y caos que la calma a la que apuntaban.

La salida de Quintana y Lopetegui debilita el poder de Marcos Peña, pero descomprime la tensión entre el Círculo Rojo y la jefatura de Gabinete.

A su vez, con el regreso del esquema de retenciones a las exportaciones confirmado, el otro que podría correr la misma suerte que el tándem Quintana-Lopetegui es el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, quien ni siquiera llegó a completar un año en su mandato.

Su pasado como presidente de la Sociedad Rural Argentina lo condenan ante una medida que, claramente, afectará directamente al rubro agropecuario. Ofendidos por una medida que los remonta a los peores días kirchneristas, sienten que no son tenidas en cuenta la reciente sequía sufrida y la importancia del sector para el fortalecimiento de la economia.

Además, la Mesa Chica debatirá el futuro de varios ministerios blandos. La degradación a secretarías, la fusión con otros o, directamente, su eliminación se está delineando en estas horas en uno de los salones de una Quinta de Olivos a la que, como era de esperarse, el radicalismo no fue invitado.