Admite el Senado que el pedido no tiene fundamentos, pero igual acepta allanar a Cristina

El Canciller - Comentarios

Aunque admitieron que el pedido del juez Claudio Bonadio carecía de fundamentos, el Senado habilitó que se trate el jueves, en el recinto, el allanamiento a tres propiedades de Cristina Fernández de Kirchner, que intentó sin éxito impedirlo.

En la comisión de Asuntos Constitucionales que se reunió esta tarde, Cambiemos logró el apoyo de parte del PJ no kirchnerista para avanzar en la medida solicitada por Bonadio, en el marco de la causa conocida como “los cuadernos de la corrupción”.

Sin embargo, los senadores que votaron a favor reconocieron que la solicitud no se ajustaba a derecho. “Prestamos conformidad con la hipótesis de que se autoricen los allanamientos insistiendo en que sería deseable que en el futuro todos los jueces sepan que corresponde actuar resguardando la función legislativa y fundando sus requisitorias”, explicó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

“Corresponde que el juez fundamente la petición. Al momento de la sesión deberá estar la ampliación del juez en relación al fundamento”, sostuvo Rodolfo Urtubey (Argentina Federal), en el mismo sentido que el presidente de la comisión, Dalmacio Mera.

Antes, Anabel Fernández Sagasti y Marcelo Fuentes, principales espadas del bloque FPV-Unidad Ciudadana, intentaron evitar el tratamiento el jueves justamente con el argumento de que el pedido del magistrado carecía de la fundamentación correspondiente.

“Todos sabemos que un allanamiento a cualquier ciudadano de la Argentina requiere de un auto fundado explicándolo”, sostuvo Fuentes, presidente de la bancada. Fernández Sagasti amplió: “Este oficio que manda el juez Bonadio no tiene siquiera los requerimientos legales que establece el Código Procesal Penal para cualquier ciudadano de la Argentina”.

En un comunicado que difundieron en las redes sociales, los integrantes del bloque kirchnerista remarcaron que la expresidenta ha demostrado “estar a derecho y no tener nada que esconder” y señaló que “nada ni nadie obstruirá el desarrollo de ninguna medida judicial siempre y cuando este debida y legalmente fundada”.