Adiós a una leyenda del boxeo argentino: murió Juan Domingo “Martillo” Roldán

El exdeportista estaba internado por padecer coronavirus en el hospital J. B. Iturraspe de San Francisco, Córdoba.
El Canciller - Comentarios

El mundo del boxeo está de luto. Juan Domingo “Martillo” Roldán murió este miércoles en Córdoba a los 63 años por las complicaciones derivadas del COVID-19. La enfermedad le afectó de manera grave, porque era diabético, hipertenso y obeso. La semana pasada entró a terapia intensiva debido a una insuficiencia respiratoria provocada por el virus.

Recibió su apodo de parte del periodista Gregorio Goyo Martínez del diario La Voz de San Justo de San Francisco (Córdoba), por la vitalidad de su pegada.

El cordobés tuvo 75 peleas como profesional, de ellas ganó 67, perdió cinco (cuatro por nocaut) y las dos restantes terminaron sin decisión. En 1981 se convirtió en campeón argentino de los medianos y dos años después fue el ganador sudamericano. Ese premio lo condujo a pelear contra los mejores del mundo en distintos escenarios de Las Vegas.

Le ganó en el sexto round a Frank Animal Fletcher en el Caesar´s Palace en las Vegas. Ese fue el trampolín para pelear en 1984 por el título mundial contra Marvin Hagler en el Riviera Hotel & Casino. Además, ganarle a Animal lo llevó a embolsar 180.000 dólares, con los que se compró el campo de 80 hectáreas en el que habían trabajado como peones él, su padre y su hermano.

Roldán fue tres veces retador al título mundial en los ´80. Uno de los hitos de su carrera fue tirar a la tona a Marvin Marvelous Hagler, aunque después perdió por nocaut técnico en el 10° round.

Roldan vs Hagler

Después de ganar los títulos argentino y sudamericano de peso mediano, Tito Lectoure, el promotor del Luna Park, armó la campaña de Martillo y se convirtió en un segundo padre. Imaginó que Roldan podría llegar hasta donde llegó Monzón.

Tras retirarse del boxeo, Roldán fue secretario de Deportes de Frontera, una localidad cercana a San Francisco. Su espíritu solidario lo llevó a enseñarle a boxear a chicos de bajos recursos para sacarlos de la calle.

Desde joven demostró su valentía. A los 14 años peleó contra un oso de 270 kilos en un circo y también intentó batallar contra las aguas cuando hubo una inundación en Freyre (de donde era oriundo). En la provincia de Santa Fe, aprendió de Amilcar Brusa. Allí empezó a boxear como aficionado.