Adiós a Superliga: el proyecto de AFA para recuperar el torneo de Primera División

La entidad madre del fútbol busca posicionar al campeonato nacional como uno de los cinco mejores torneos del mundo. El Gobierno sigue de cerca las negociaciones.
El Canciller - Comentarios

Luego de varios rumores en las últimas semanas y cuestionamientos públicos por la administración del fútbol argentino, la AFA decidió avanzar para eliminar la Superliga y que el torneo de Primera División vuelva a estar bajo su órbita a partir de junio.

Según consignó NA, Claudio Chiqui Tapia pretende convocar a una Asamblea Ordinaria en los próximos días para modificar el estatuto y hacer desaparecer a la entidad que preside Mariano Elizondo.

Para derogar el contrato suscripto en 2016, AFA necesitará obtener tres cuartas partes de los votos (35 o más sobre 46 posibles). Sin embargo, desde las oficinas de Viamonte ya formularon un proyecto para rescindir de manera unilateral el vínculo en caso de no conseguir la cantidad de sufragios suficientes.

Te recomendamos leer

En la misma iniciativa, AFA contempla crear un nuevo organismo que “gozaría de autonomía para explotar todos los derechos comerciales del torneo, tal como lo hace la Superliga”. La denominación del nuevo ente sería Liga Profesional, el que delegaría su ejecución en Tapia y otro titular, que “deberá ser un presidente o vice de la actual Superliga”.

En este sentido, los tres candidatos son Marcelo Tinelli, Nicolás Russo y Cristian Malaspina, presidentes de San Lorenzo, Lanús y Argentinos, respectivamente. El cargo, a diferencia de lo que sucede en la actualidad con la Superliga, será ad honorem.

De acuerdo a lo establecido en el proyecto que redactó AFA, la entidad madre del fútbol argentino aspira a “posicionar al campeonato nacional como uno de los cinco más importantes del mundo“.

La SAF se creó el 27 de junio de 2016 y fue presentada como una nueva era para el fútbol argentino, golpeado por los malos manejos económicos en los clubes, con autonomía y su propio estatuto.

Según AFA, Superliga “avanzó indebidamente sobre competencias propias del ente que agrupa al fútbol argentino, a pesar de haber sido oportunamente avisada al respecto“. Entre ellas, enumera la asignación de cupos para torneos internacionales sin aprobación del Comité Ejecutivo de AFA y la programación de fechas del torneo sin consensuar con ningún organismo de AFA.

La Casa Rosada, atenta al devenir del negocio

El Gobierno nacional también sigue de cerca las definiciones que hacen al manejo del fútbol nacional. Sergio Massa, históricamente vinculado a Tigre y muy cercano a Nicolás Russo, pretende que los dirigentes vayan a fondo y cristalicen la separación de la Superliga.

Por su parte, Máximo Kirchner delegó el tutelaje de las negociaciones en Santiago Carreras, hombre de La Cámpora y actualmente en la dirigencia de Boca. El titular de la Cámara de Diputados tiene una postura más mesurada respecto a las intenciones de la AFA.