Adelanta Marcos un martes controlado, pide calma y equilibra las críticas para llegar con aire al 2019

El Canciller - Comentarios

El jefe de Gabinete Marcos Peña salió a respaldar al Gobierno en el fin de semana previo al 15M, el martes que pondrá a prueba el rumbo económico gradualista y los mensajes que envió el Gobierno a los mercados para soportar la corrida cambiaria. En ese sentido, el funcionario ladero de Mauricio Macri sostuvo que Argentina va  a “lograr lo que falta” y que el país “está infinitamente mejor que hace dos años”.

“Vamos a decir siempre la verdad y a convocar a todos los argentinos a solucionar los problemas”

“Los desafíos están sobre la mesa y tienen solución. Pusimos de pie a una Argentina de incertidumbre, y si llegamos hasta acá vamos a lograr lo que falta”, afirmó Peña en diálogo con FM Blue. El martes vencen 680 mil millones de pesos de Lebacs del Banco Central, que representan la mitad del stock total. “El país está infinitamente mejor que hace dos años. Los argentinos tienen que tener la tranquilidad de que estamos por el buen y único camino posible”, agregó.

En medio de la corrida cambiaria que sacudió las arcas del Central en las últimas semanas, donde la divisa extranjera creció con respecto al peso en un valor cercano al 20%, las principales espadas que salieron a explicar la situación económica del país fueron los ministros Peña y el titular de la cartera de Interior, Rogelio Frigerio.

“Tengo la seguridad de que este esfuerzo tendrá su rédito mientras sigamos trabajando juntos, con realismo y coraje”

La principal meta que tiene el Gobierno ahora es sobrepasar la corrida cambiaria y comenzar un camino de reducción del déficit fiscal, en línea con el pedido del Fondo Monetario Internacional a cambio del financiamiento cercano a los 25 mil millones de dólares que pidió el Gobierno. “Ni el FMI es una solución mágica ni nos va a complicar las cosas”, puntualizó Peña.

En ese marco, economistas del ala más ortodoxa criticaron el camino gradualista y afirmaron que el Gobierno no está bajando el déficit ni el gasto público. Pese a estas críticas, Peña ratificó que desde el primer momento, el Gobierno puso como norte “construir un camino gradual de equilibrio y al mismo tiempo crecer y cuidar a los sectores más vulnerables”.

“Hoy tenemos una oportunidad clara y muy importante en términos históricos porque no estamos lejos de llegar a ese lugar de equilibrio que nos permita salir de la vulnerabilidad que hemos acumulado”, concluyó.