Acercamiento con Brasil: entre la reunión de Alberto con Bolsonaro y el apoyo frente al FMI

El presidente de Brasil sostuvo que ayudará al país. El encuentro entre ambos mandatarios sería en Uruguay, los primeros días de marzo.
El Canciller - Comentarios

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro dijo este jueves que “apoyará en todo lo que pueda” a la Argentina en la negociación con el FMI. Además, confirmó su postura de tener una reunión personal con el mandatario Alberto Fernández, tal como le había manifestado al canciller Felipe Solá.

“En lo que pueda nuestro equipo económico va a ayudar, vamos a ayudar. Al final de cuentas Argentina es nuestro mayor socio comercial en la región y creo que el cuarto a nivel general”, expresó Bolsonaro en una transmisión en vivo por sus redes sociales.

 

Si bien en un primer momento trascendió que la reunión sería el 1 de marzo en Montevideo, durante la asunción del jefe de Estado uruguayo, Luis Lacalle Pou, Alberto adelantó en diálogo con Radio Rivadavia que no sabe si va “a poder”. Es que la fechas coincide con la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso y aunque intentará llegar, indicó que “si no puedo ir ese día, le propondré (a Bolsonaro) vernos al día siguiente”.

Te recomendamos leer

Brasil es el principal destino de las exportaciones de Argentina, pero no al revés. Uno de los ejes de la reunión entre Solá y su par brasileño fue la intención del país vecino de bajar el Arancel Externo Común (AEC) y abrir el comercio. Desde Cancillería sostuvieron que no podrán trabas, aunque pidieron tiempo hasta julio.

A nivel comercial, durante la visita de Solá se acordaron eliminar 26 barreras sanitarias con la intención de incrementar la exportación de productos domésticos. Otra posibilidad que se planteó fue la idea de crear un gasoducto internacional que una Vaca Muerta con el sur de Brasil.

A su vez, el país buscará convenios con naciones norteamericanas como Canadá, en el sudeste asiático con el Líbano e Israel. Igualmente, con la Alianza del Pacífico, integrados por Chile, Colombia, México y Perú, con la intención de tener una salida al mar para comerciar por esas vías.

Por la mañana en el Palacio de la Alvorada, Bolsonaro no se había mostrado seguro, aunque sí expresó su interés de conversar con su par argentino. Fiel a su estilo, en declaraciones a la prensa, pronunció: “Yo quiero una Argentina fuerte; no una patria bolivariana”. En este sentido, la relación entre ambos países está mejorando en comparación con los anteriores dichos cuando trató al dirigente de “bandido de izquierda” en plenas elecciones.