En casa con los más chicos: cómo evitar los accidentes domésticos

Los niños corren riesgo de lastimarse mientras están todo el día en el hogar. Qué medidas tomar para evitar estas peripecias.
El Canciller - Comentarios

El aislamiento obligatorio puede llevar a a los más chicos a aburrirse en casa, y así accidentarse con distintos elementos. Por eso, los cuidados deben extremarse para que los niños no accedan a objetos como remedios, cosas calientes y productos de limpieza.

“Hay accidentes evitables en las casas”, afirma el médico pediatra José Luis Matozzi. El experto en la salud de los pequeños sostiene “es posible que puedan haber más accidentes durante la cuarentena”. Esto es consecuencia de que los niños están más tiempo en las casas, a diferencia de lo que sucede en un período normal en donde “siempre están entre cinco y ocho horas afuera del hogar”. Y agrega: “En cambio, ahora los niños todo el día están abriendo puertas, subiendo y bajando escaleras, y ayudando a los padres en algunas tareas”.

El especialista sostiene que “lo más importante siempre es llamar al pediatra”, él definirá si el paciente tiene que concurrir a una guardia o no.

“El otro día, un chiquito haciendo skate se cayó y se fracturó el codo. En ese caso tuvo que concurrir a la guardia”, dice el cofundador de la cuenta @tipsyconsejospediatricos en Instagram. Recalca que es aconsejable guiar a los padres a “un lugar donde tenga atención pediátrica para que puedan resolver la situación”.

Cocina

El especialista divide las causas de accidentes más frecuentes por sectores de la casa, por ejemplo, algunos ocurren en la cocina. “Lo aconsejable es cocinar en las hornallas de atrás, ni dejar ollas o pavas calientes en las mesadas”, explica Matozzi.

La cultura del país conduce a los argentinos a tomar mate, sin embargo, hay que extremar cuidados sobre las pavas y los termos. “Algo muy común que ocurre en estos tiempos son las quemaduras con termos de mate. Hay que estar muy atento a cerrarlos, sobre todo cuando hay niños en la casa que gatean“, dice el especialista.

El peligro también se encuentra en los productos de limpieza, los cuales se ubican en la cocina, el lavadero o el garage. Sobre esta situación, el pediatra sostiene: “Se dejan ahí, pensando que es seguro. Pero ahora que los padres rotan en distintas tareas en la casa, puede ocurrir un accidente con esos productos”.

Cajones de la habitación o del baño

“Otro lugar al que se debe prestar mucha atención es a los cajones, donde uno guarda habitualmente los remedios, en especial si es la mesa de luz”, dice Matozzi. Este cuidado extra se debe a que los chicos al estar más tiempo en la casa “exploran”, por eso los medicamentos deben guardarse en “lugares donde los niños no tengan acceso”.

Pese a extremar las precauciones para evitar los accidentes, se debe saber qué hacer si un chico se intoxica con un medicamento o un producto de limpieza. “Lo primero que se debe hacer es llamar al Centro Nacional de Toxicología, los números figuran en los envases de los productos”, dice Matozzi.

Además es “fundamental” tener el frasco a mano. El especialista agrega que “nunca hay que darles leche ni hacerlos vomitar y llamar inmediatamente a toxicología que les dará las indicaciones”.

“En estos días, me pasó que una chiquita de tres años tomó medio frasco de ibuprofeno y lo primero que hicieron los padres fue darle leche. Eso puede aumentar la absorción o interferir con la eliminación de lo ingerido“, explica el pediatra. Aunque aclara que no se debe cargar con culpas a los papás, dado que es un situación compleja para ellos también.

Te recomendamos leer

Jardín o patio

No solo el peligro está puertas adentro, sino también puede estar al aire libre, sea en el jardín o el patio. Debido a la presencia de “plantas tóxicas” y, sobre todo, las familias que tienen pileta corren mayores riesgos de accidentarse.

“Pese a que no es época para nadar, se deben tomar las precauciones del caso. Los días de calor invitan a que alguna persona se bañe y dejen abiertas las rejas, por eso hay que tener mucho cuidado”, sostiene el pediatra.

Otro objeto peligroso, que por lo general está en exteriores, son las camas elásticas. Respecto a su uso, el médico recomienda que “solo una persona la utilice por vez”. Al ser más de uno los chicos que saltan, los accidentes se vuelven posibles.

“Cuando hay dos o más tienen riesgo de tener accidentes complejos porque la caída no está determinada, entonces eso hace que puedan caer uno sobre el otro o tener lesiones en brazos o piernas, que habitualmente no se tienen”, afirma.

Quemaduras

Frente a las quemaduras, lo primero que aconseja Matozzi es mojar la parte del cuerpo quemada con agua fría. Y aclara: “Durante no menos de 15 minutos hay que mojar la quemadura para evitar que se profundice”.

Si el niño se quemó con ropa no se debe sacar. Recién cuando esté muy mojada la zona se intenta remover la vestimenta, ya sea la manga de una remera o una camisa.

Guía esencial

Matozzi aconseja que “todas las heladeras tengan una guía de acción en caso de accidente”. Esa recomendación es independiente del coronavirus.

La guía debe indicar a quien se debe llamar en caso de accidente, a donde ir y cómo dirigirse. A su vez, debe tener resaltado el número del Centro Nacional de Toxicología.