Viaje exprés, “contrato a riesgo” y “acceso rápido”: las 8 definiciones de Vizzotti sobre la vacuna rusa

La Sputnik V atraviesa la fase 3 de las pruebas con 40 mil voluntarios y el Estado argentino adquiriría 25 millones de dosis.
El Canciller - Comentarios

Después de que Alberto Fernández anunció la compra de 25 millones de dosis de la vacuna rusa, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, que viajó a Moscú por esta cuestión, explicó que “el Presidente y el Ministro de Salud, decidieron que una comitiva muy pequeña de personas técnicas pudiéramos viajar para sacarnos todas las dudas”.

Además, Vizzotti afirmó que la posibilidad de obtener la Sputnik V “complementa todas las estrategias de Argentina para tener el acceso lo más rápido posible a la mayor cantidad de vacunas posible que sean seguras y eficaces”.

Los miembros de la comitiva se reunieron con el Fondo Soberano de Inversión, el Centro Nacional de Investigación Gamaleya (el organismo detrás de la vacuna) y universidades. “Vimos a todos los actores, no sólo de la producción sino a la implementación y distribución”, destacó.

Sin embargo, la dos de la cartera de Salud no descartó la compra de otras vacunas contra el COVID-19: “El país tiene contacto con todos los laboratorios productores de todas las vacunas candidatas”. 

Asimismo, la secretaria de Acceso a la Salud aclaró en diálogo con C5N: “Con todas las vacunas candidatas, se apresuran los procesos de evaluación por la emergencia. Estamos trabajando con todos los proveedores y con todos los pasos de registro de la vacuna“.

“El mundo está firmando contratos a riesgo para tener la posibilidad de tener las vacunas cuando se aprueben, esta es la modalidad para poder asegurarnos que si las vacunas superan la Fase 3 y las entidades reguladoras la aprueben, podamos contar con ella”, dijo Vizzotti.

El “contrato a riesgo” significa solo se concretará en caso de que se demuestre la eficacia y la seguridad de la fórmula en las pruebas de fase 3 que se están realizando actualmente.

Te recomendamos leer

Sputnik V: bajo todas las miradas

La adquisición de la vacuna rusa fue cuestionada en las redes sociales, dado que no terminó las pruebas. Por su parte, el gobierno de Putin ya le pidió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un registro acelerado y la precalificación de la Sputnik V.

Vizzotti explicó que la dosis “tiene una plataforma de desarrollo conocida sobre un virus que se ha usado en la vacuna del ébola y que ha agregado a esta plataforma la proteína del coronavirus”.

La funcionaria sostuvo que “está en desarrollo su fase 3, con 40 mil personas. Nos habían confirmado que hay 20 mil sujetos enrolados y planean que el análisis de esta fase 3 pueda tenerse antes de fin de año. Además, están haciendo estudios puente en Brasil, en Venezuela y Emiratos Árabes”.

El sábado comenzó a sonar fuerte que Vizzotti había viajado a Rusia a conocer más sobre el desarrollo de la vacuna. Dos días antes, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, recibió en el Senado al embajador de Rusia, Dmitry V. Feoktistov. ¿Habrá sido el anticipo de todo?