Abrazo a Trump, “flechazo” con Lagarde y cita con el Círculo Rojo global: la noche de Macri en New York

El Canciller - Comentarios

Inició su noche de gala con un apretón de manos en el Hotel Palace, un fastuoso alojamiento de la ciudad de Nueva York. Quien lo saludaba era nada más ni nada menos que el anfitrión de la noche, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Entre sonrisas, Mauricio Macri obtuvo allí el primer gesto que esperaba, tras un agobiante día de reuniones financieras en las que exhibió optimismo para explicar la sustentabilidad de un modelo económico que los tiburones de Wall Street miran de reojo luego de los cambios climáticos que signaron su gestión.

Pese a la elegancia y la amistosidad reflejada en el cóctel que oficia como antesala a la Asamblea General de la ONU, el encuentro con su par norteamericano lo hizo llegar tarde al agasajo que le tenían preparado en la ceremonia de los Global Citizen Award.

Ingresó junto a su esposa, Juliana Awada, al señorial salón Cipriani -lindero a Wall Street- y se sentó en la mesa número 24, donde ya lo aguardaba la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

A la espera de la confirmación del nuevo acuerdo, y en un evento que contó con más de 400 invitados, dialogaron apaciblemente al calor de una majestuosa cena hecha a la medida del regalo que esperaba.

Minutos después, subió al escenario para recibir el galardón como Ciudadano Mundial 2018, que lo reconoce como un líder mundial que aporta a la cooperación internacional.

“Tomo este reconocimiento para todo el pueblo argentino por el valor que mostró para detener el proceso de convertirnos en otra Venezuela”, lanzó el primer mandatario ante el Círculo Rojo global.

Antes de terminar su día, que comenzó a las seis de la mañana, el Presidente invitó a los presentes al encuentro de líderes del G20 -se realizará en noviembre, en el país- y a invertir en la Argentina.

En vísperas de una jornada que lo tendrá como orador ante las Naciones Unidas, Macri confirmó con el pasar del lunes que irá por la reelección y, pese a que no entregó precisiones del nuevo acuerdo que alcanzará con el Fondo, sí aseguró que habrá una alícuota del crédito destinada a preservar la estabilidad del tipo de cambio.

“Tengo que confesar que comenzamos una gran relación hace algunos meses y espero que funcione muy bien y que termine con todo el país teniendo un 'flechazo' con Christine (Lagarde)”, bromeó.

Mientras tanto, a 8500 kilómetros de distancia se desarrollará un paro nacional que se perfila como el de mayor acatamiento en los casi tres años que lleva de gestión, en reclamo a las políticas ejercidas por su administración.

Y, de esta manera, se abren las puertas de un nuevo supermartes que tendrá condimentos para todos los gustos.