Aborto: se consolida el rechazo y se aferran los verdes a la opción Córdoba

El Canciller - Comentarios

A menos de 24 horas de que el proyecto de legalización del aborto sea tratado en la Cámara Alta (firma de dictámenes), la lista de senadores indecisos se achica y la balanza de la votación parece inclinarse por el  “no”. Por ahora, los que impulsan la ley deberán conseguir que casi la totalidad de los indecisos se manifiesten a favor o, tal como sucedió en Diputados, algunos congresistas cambien su voto a último momento.

Se contempla que en recinto habrá una abstención y una ausencia, por lo que el grupo de los pañuelos celestes necesitará 35 votos para lograr un empate y que defina Gabriela Michetti, quien votará en contra.

Ayer, varios senadores adelantaron su voto en contra del proyecto. Ayer lo hicieron los senadores Carlos Menem -de La Rioja- y Carlos Reutemann -de Santa Fe-, de quienes se especulaba que podrían ausentarse en la votación. También Ángel Rozas -de Chaco- votará en contra. En las últimas horas se sumaron a este grupo las senadoras María Belén Tapia -de Santa Cruz- e Inés Blas-de Catamarca-.

La Iglesia decidió atacar por todos los frentes y dio el aval para una marcha e incluso realizará una Misa por La vida mientras que el proyecto se esté debatiendo. En el poroteo, el “no” consiguió los 35 votos para forzar un empate y descansa en el voto cantado de Gabriela Michetti.

Tapia, de la UCR, explicó que siguió de cerca el debate y habló con varios referentes de la salud para definir su postura. “Voy a votar en contra de la interrupción voluntaria del embarazo. Seguí este debate desde que obtuvo media sanción en Diputados. Me tomé el tiempo para evaluar este proyecto, hablé con referentes de la salud, escuché las distintas posturas que existen y sus planteos ya sea a favor o en contra de esta medida y tomé la decisión de votar rechazando completamente este proyecto”, argumentó.

En tanto, la senadora remarcó que “todavía nos falta crecer mucho como sociedad” para aprobar este proyecto. “Falta que el Estado cumpla con todas las leyes que ya están sancionadas con respecto a la educación de la población y la prevención”, sostuvo, y agregó: “Este proyecto es inconstitucional y vulnera al más desamparado, al que no tiene voz, a quien será el futuro de la sociedad, por lo tanto, considero que hay muchas cosas en las que aún no hemos caminado para llegar a la última hoja del libro que sería el aborto”.

Blas, del Frente para la Victoria, publicó: “Luego de haber analizado el proyecto en revisión, he concluido no acompañar el mismo por considerar que no se limita a la despenalización del aborto, sino que legisla sobre la legalización sin límites razonables en su implementación y acceso a la práctica, lo que considero pone en riesgo y vulnera en muchos aspectos la integridad psicofísico y social de la mujer”.

Se contempla que en recinto habrá una abstención y una ausencia, por lo que el grupo de los pañuelos celestes necesitará 35 votos para no aprobar el proyecto, ya que, en caso de empate, definirá la vicepresidenta Gabriela Michetti, férrea defensora de “las dos vidas”. Por otra parte, los de pañuelos verdes barajan apoyar la opción Córdoba, que contempla algunos cambios en el texto que llevarían la iniciativa nuevamente a Diputados, ganando tiempo.