Aborto: presentación del nuevo protocolo de atención (y de Ginés al frente de Salud)

Entrará en vigencia este viernes cuando se publique en el Boletín Oficial.
El Canciller - Comentarios

La sede elegida para la conferencia de prensa fue la Casa Rosada. Allí estuvo presente, en la previa, Alberto Fernández, que compartió selfies con su flamante ministra de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, y las integrantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Antes, el Presidente se había reunido con Gómez Alcorta y Ginés González García, donde dialogaron sobre el nuevo Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo, que será publicado este viernes en el Boletín Oficial.

Foto: Frente de Todos.

Ya en la conferencia, Ginés González García fue el encargado de confirmarlo. Tras la polémica desatada por la resolución que actualizaba el protocolo, elaborada por su antecesor, Adolfo Rubinstein, y vetada por Mauricio Macri (que culminó con la renuncia del ex secretario); en una de sus primeras acciones al frente del (otra vez) Ministerio de Salud, González García explicó que el protocolo actualiza la guía de prácticas anterior, teniendo en cuenta los cambios que existieron en la legislación, como el nuevo Código Civil de 2015, los avances científicos, y las sugerencias de la OMS.

“Con este protocolo damos un instrumento sanitario para que se cumpla con la ley y proteger a las personas que lamentablemente están en una situación de interrupción legal del embarazo”, explicó el ministro.

También dijo que el mismo “pretende ser lo que es, una guía”, que estipula cómo los profesionales de la salud deben proceder en los casos de interrupción legal del embarazo, contemplados por la legislación vigente en el Código Penal (cuando corre riesgo la vida o la salud de la persona gestante; o cuando el embarazo es producto de una violación).

“Es una guía que iguala derechos”, sostuvo el ministro, a la vez que aseguró que buscarán que el protocolo se cumpla de igual manera en todo el país, y que todos los gobiernos provinciales adhieran al mismo. En la actualidad, hay provincias que no adhirieron al protocolo anterior, mientras que otras tienen protocolos propios. También sostuvo que se seguirá actualizando.

Con el protocolo lo que se busca, también, es proteger el trabajo de los profesionales de la salud, que muchas veces se sienten “intimidados” por las autoridades de las instituciones médicas donde trabajan, o incluso por la Justicia. En provincias como Tucumán, hubo casos como el de Lucía (la nena de 11 años violada por la pareja de su abuelo), donde los médicos que le practicaron el aborto legal terminaron denunciados por la Justicia.

“Somos respetuosos de la objeción de conciencia, pero no puede ser una coartada institucional para que no se cumpla con la ley”, advirtió en ese sentido el ministro.

Cabe recordar que a días del traspaso de mando, el exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein había publicado en el Boletín Oficial una resolución que actualizaba el protocolo ILE del 2015, que fue vetada por el propio Macri. Por ese motivo, Rubinstein presentó su renuncia “indeclinable” a su cargo.