Aborto, mano dura y reelección: festeja Cambiemos el control de agenda

El Canciller - Comentarios


Sin poder exhibir mejoras concretas en la economía, el Gobierno autocelebra haber desviado la agenda. Tanto el aborto como el “Operativo Reelección” lograron predominar las tapas de los diarios y acumular minutos de aire en la TV en detrimento de problemáticas que arrastra Cambiemos desde que abrazó el poder y se instaló en la Casa Rosada. El bajón en la imagen del mismo presidente Mauricio Macri, ya comenzaba a preocupar en la mesa chica.

El Gobierno tuvo que apelar al gambito del aborto cuando escándalos como el del ministro de Finanzas, Luis Caputo, y la renuncia del ex el subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan comenzaban a abollar seriamente su imagen. El dicho dice: lo que no trae la economía ni la política, lo trae la comunicación. Justamente, su especialidad.

El laboratorio de humores sociales que montó el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba detectó a tiempo que era hora de desplegar al máximo el pragmatismo que los caracteriza. Las expectativas, variable suprema en la comunicación macrista, habían comenzado a decaer en el estrato medio, base y bastión del voto amarillo. No obstante, el autor intelectual de desplegar el tema del aborto fue el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

La masiva marcha del 8M es un arma de doble filo para el Gobierno: alimentó las expectativas de una demanda de nuclea estratos sociales heterogéneos que no van a estar dispuestos a torcer el brazo. Si el lobby a favor de la despenalización del aborto consigue influir sobre los diputados indecisos, podría enfrentar a la alianza Cambiemos a un serio riesgo.

Otro mito que se desplomó con este volantazo del Gobierno está puesto en la efectividad de las redes sociales: tuvo que apelar -aunque siempre le bajaron el precio- a los medios tradicionales. Tanto Clarín como La Nación fueron aliados importantes a la hora de instalar la agenda y girar en torno a los temas que eligió comunicar Cambiemos.

Mientras la doctrina Chocobar retorna a fuerza de balazos sobre niños inocentes y en una pelea dentro del directorio de ceos con los industriales, el enigma gira en torno a saber cuán efectivo será este método a mediano plazo.