A un mes del crimen de Fernando: nuevas imputaciones, pericias y una marcha por justicia

La investigación por el homicidio incluirá la pericia de una zapatilla y del ADN. Ayer la fiscal pidió que los ocho rugbiers sean considerados coautores.
El Canciller - Comentarios

Hoy se cumple el primer mes del asesinato de Fernando Báez Sosa. Hasta el momento ocho de los rugbiers están detenidos con prisión preventiva -Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Lucas Pertossi y Luciano Pertossi-. Ayer la fiscal Verónica Zamboni solicitó que a los detenidos se los impute como coautores materiales del homicidio. Todavía faltan los resultados del peritaje scopométrico y de ADN.

Alrededor de las 11hs. se llevará a cabo una nueva audiencia con la defensa y la querella, debido a la recusación del abogado de los rugbiers -Hugo Tomei- contra la fiscal del caso. El letrado solicitó que se aparte a la funcionaria del Ministerio Público Fiscal por supuestas irregularidades en la instrucción. El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli realizará la audiencia en el Juzgado de Garantías Nº  6 donde tramita la causa.

Peritajes y ADN

A fines de febrero estarán los resultados del peritaje scopométrico, el cual determinará quién de los rugbiers dejó su pisada en la cara y el mentón de Fernando.  Al comenzar la investigación, el fiscal Walter Mercuri ordenó el peritaje mediante el análisis de la suela de la zapatilla con sangre, encontrada en la casa que alquilaban los acusados en Villa Gesell. Ya que el dibujo de la planta de la zapatilla era la misma que en el rostro de la víctima.

Zapatilla clave: definirá quién le pegó a Fernando.

Por otra parte, la policía no encontró otra zapatilla con sangre en la casa. A su vez, se analizarán las deformaciones que tiene el calzado propias de la persona que la usa.  También pata determinar quién es el dueño de la zapatilla, se tendrá en cuenta el talle, el largo y el ancho de la misma.

Los resultados de los análisis de ADN estarán recién el próximo mes.

La selfie post asesinato

A un mes del homicidio de Fernando, salió a la luz una selfie en donde están seis de los ocho acusados por el crimen, junto a un joven que no fue identificado. Los abogados de la familia de la víctima informaron que la foto fue tomada a las 5.11hs -a menos de media hora del homicidio-.

La selfie la sacó Blas Cinalli y en ella están Máximo Thomsen, Luciano y Lucas Pertossi, Juan Pedro Guarino, y Ayrton Viollaz. El chico no identificado lleva un buzo azul con el pulgar levantado. Se sospecha que sea “Pipo”, de quien se habló en los chats del grupo de WhatsApp “LosDelboca3”.

Algunos de los rugbiers, tras matar a Fernando.

Se pudo reconstruir que a las 05.59hs, Cinalli escribió: “Vengan a la casa. Ya volvimos con Pipo”. Ese mensaje determinaría a “Pipo” como el sospechoso número 11. Respecto a ese joven, Fernando Burlando, sostuvo que van a “apuntar al número 11”, pese a que la fiscalía lo negó.

Ocho coautores

La fiscal -al momento de pedir que se amplíe la imputación de autores a los ochos acusados- se basó en el accionar de los jóvenes la noche del crimen. Destaca que se abalanzaron “por detrás cinco de los sujetos” sobre Fernando, “aprovechando que se encontraba de espaldas e indefenso y actuando sobre seguro en virtud de la superioridad numérica y física“.

La solicitud de la fiscal de ampliar la imputación de coautoría a los ocho rugbiers.

Zamboni hizo hincapié en que le dieron “golpes de puño en su rostro y cuerpo, lo cual provocó que la víctima cayera primero arrodillada, y luego al piso inconsciente“.

La fiscal sostuvo que los acusados quisieron “darle muerte” a la víctima, además de “cumplir con lo pactado“. La golpiza le provocó lesiones internas y externas, y “un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a traumatismo grave de cráneo”.

El delito imputado para los ocho rugbiers es “homicidio doblemente agravado por su comisión de alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. La pena que prevé el delito es la prisión perpetua. Mientras que los dos liberados –Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino– siguen siendo considerados partícipes necesarios. Desde hoy, la fiscal indagará a los detenidos.

Marcha para pedir justicia

Los papás de Fernando, Silvino y Graciela, convocaron a una movilización para pedir justicia por el asesinato. La manifestación saldrá a las 17hs. desde la casa de ellos en Avenida Pueyrredón 1879, en el barrio porteño de la Recoleta. El camino se hará hasta la Plaza del Congreso, en donde reclamarán prisión para los diez rugbiers, a las 18hs.

Los padres y la novia de Fernando estarán en la marcha de hoy.En Villa Gesell, el monseñor Gabriel Mestre -obispo de Mar del plata- presidirá una misa por Fernando. La misma se llevará a cabo en el lugar del crimen, en la Avenida 3 entre Buenos Aires y el Paseo 102, a las 19hs.