A recuperar puntos: con Macri a la cabeza, vuelve Cambiemos a los timbreos con la mira en 2019

El Canciller - Comentarios

Tras las peores dos semanas para el oficialismo en materia económica, Cambiemos volvió a los timbreos con el presidente Mauricio Macri a la cabeza. Las principales espadas políticas de la coalición gobernante recorrieron diferentes zonas. El Gobierno busca dejar atrás la turbulencia económica que generó la corrida cambiaria y que derivó en una importante pérdida de imagen que amenaza la reelección.

En esta oportunidad, los principales funcionarios de Cambiemos realizaron un timbreo nacional que empezó a las 10 y que contó con los principales exponentes del Gobierno a excepción de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que no formó parte de la convocatoria por “compromisos personales”.

Macri caminó junto a Horacio Rodríguez Larreta en el barrio porteño de Monte Castro. El jefe de Gobierno de la Capital eligió una zona proclive al candidato Martín Lousteau, que mantiene su plan de presentarse como candidato dentro de Cambiemos en las próximas elecciones -Lousteau se afilió la UCR de Capital el año pasado-. El Presidente ve con buenos ojos esta competencia interna, pero su espaldarazo será para su ladero político.

Quien caminó por el terreno más hostil fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, de quien se rumoreó que presentó su renuncia (y la de sus dos laderos, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui) al Macri en medio de la turbulencia económica, pero que el Presidente no aceptó. Peña fue a Hurlingam, donde en las últimas elecciones Cambiemos obtuvo 39,5 y  Unidad Ciudadana 38,3, es decir, un empate técnico con la fuerza que lideró Cristina Fernández de Kirchner.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo estuvo en San Isidro junto al intendente Gustavo Posse, quien destacó que “la gente valora muchísimo el poder dialogar con él luego de la incertidumbre de los últimos días”, y remarcó que su presencia (la de Caputo)”es muy buena porque permite explicar qué viene para adelante y confiar en las medidas que se están tomando”.

Por su parte, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, recorrieron Burzaco. “La gente valora mucho que nos acerquemos a escuchar su opinión sobre lo que está pasando. Necesitamos que el cambio lo hagamos juntos“, tuiteó el titular de Justicia.