A la espera del fallo, presiona D’Onofrio a Angelici y se alinea con Macri para jugar en River

El Canciller - Comentarios

Cansado de la reuniones para evitar que River sea descalificado de la Copa Libertadores, Rodolfo D’Onofrio acusó de traición a Daniel Angelici y lo llamó a jugar el partido pendiente de la final. De los escritorios a los micrófonos, los dos presidentes reclaman ante Conmebol: Boca quiere ser campeón sin jugar y River que la final sea en el Monumental.

La buena relación -si alguna vez existió- que el presidente de River y el de Boca mostraron en las previa de los superclásicos quedó atrás. D’Onofrio afirmó que Angelici faltó a su palabra y, entre chicanas, lo llamó ante los micrófonos a jugar el partido faltante para definir la copa. “Basta Angelici, terminala, jugá”, insistió.

“No somos tan buenos, nos pueden ganar”, siguió. Lejos de llevar serenidad luego de los episodios de violencia vividos el sábado, ninguno de los dos presidentes le puso paño frío a la situación y viajaron a Paraguay a hacer lobby en las oficinas de Conmebol. Se abre la pelea por ver quién es más fuerte en los papeles y la pelota queda a un lado.

D’Onofrio: “Es un papelón si nos vamos de Argentina”

En tanto, dejó entrever que con la postura de pedir la descalificación de River, Angelici no representa a los socios del club que preside: “Muchos de Boca dicen que este partido hay que jugarlo”.

Para el presidente de River, “el sabor de la copa ya no es el mismo” y lo único que aportaría un poco de serenidad es que la final se juegue en el Monumental y con público local. De todos modos, el comunicado de Conmebol parece dejar afuera esa posibilidad, más allá de lo que dicte el Tribunal de Disciplina. En ese sentido, D’Onofrio le pidió disculpas a los hinchas de River.

El mensaje del presidente Mauricio Macri concuerda con lo expresado por D’Onofrio. Cuando salió el comunicado de Conmebol, que dictaba que el partido debía jugarse en otro país, el primer mandatario expresó su malestar, ya que asegura que el país está capacitado para organizar un evento deportivo de esta envergadura.

“El mundo entero nos está mirando. Demostremosle a todos que podemos organizar un partido de fútbol y que no tenemos que irnos a otro país a jugar. Tenemos que demostrar que no somos lo que pasó el otro día. Es importante la imagen que le estamos dando al mundo”, expresó.

“Podemos garantizar la seguridad; estamos organizando un G20”

Sobre las 300 entradas halladas en la casa de un barra brava. “Cuando llegué a River dije ‘si encuentro a uno robando lo tiro por la ventana’. No pasara eso pero si hay alguien, haré que ocurra todo lo que tenga que ocurrir porque no puedo permitir que pase esto”.